By

El hombre es también aquello que no alcanza ni comprende

+ mediums el arte es el medio

muestra en el MEC-Museo Emilio Caraffa 

descarga

El arte desde sus inicios ha sido una herramienta del hombre para acercarlo a aquello que no podía nombrar: lo espiritual, lo simbólico, el registro del paso del tiempo, la adaptación de la especie, la historia como un relato posible de verdad y de ficción.

El arte fue acomodándose a las necesidades del hombre a partir de la historia y el contexto: su función o su disfuncionalidad tienen que ver con esto. Si el arte debe servir para algo es una pregunta inútil, ya que la misma nos lleva hacia un lugar que nada tiene que ver con el arte.

muro-enel-caraffa-ok-618x307

Servir, funcionar, embellecer son términos limitados para hablar de algo que implica la necesidad de expansión del hombre; no sobre las cosas, no como un imperialismo sobre los otros, sino de expansión espiritual, de capacidad para ir más allá de nuestras propias limitaciones.

Esta propuesta busca volver a ese término primero, donde el arte y el hombre se potencian para expandir los sentidos, para alcanzar lo invisible, para volver al punto de partida.

Tiempo y espacio son coordenadas que el hombre ha intentado comprender, abarcar, transformar. Pero somos arena en el viento, somos un punto entre dos infitinitas posibilidades que no nos permitimos dimensionar ya que no queremos quedar atrapados en el cuerpo, en el lenguaje, en lo que hemos aprendido a diferenciar y juzgar.

tumblr_n1jttqpirD1tu7blio3_500

Esta muestra busca volver a ese punto de inicio, a ese momento del arte donde todos somos artistas; derribando las barreras del “mundo del arte” o de lo que la historia ha ido contando como tal. Superando las definiciones, los tabúes, los prejuicios, nos enfrenta a nuestra individualidad en toda su capacidad de percepción y de participación. Está en nosotros traspasar nuesta propia barrera o quedarnos afuera.

El espacio simbólico del museo con sus propia cargas se vuelve una opción, deja entrar al arte como participación, deja entrar al tiempo como acción, deja al espacio en blanco para que sea intervenido.

vivi-en-las-telas-ok-618x307

Las posibilidades son infinitas, todo puede pasar y allí está el riesgo, allí está el verdadero punto de partida: no podremos controlar lo que sucederá, no podremos saber hacia dónde iremos, ni dónde terminaremos. No podremos saber decir que el museo es un lugar cerrado, ni podremos culpar a los otros si no participamos.

 

Esta muestra es una hoja en blanco que se irá escribiendo con el tiempo de exposición y sus memorias serán la experiencia de quienes recuerden que allí pudieron contemplarse entre el tiempo y el espacio. El arte es una herramienta del hombre para nombrar lo que no tiene forma, ni cuerpo, ni nombre.

 

El hombre es también aquello que no alcanza ni comprende.

 

By

Incorporación de la escena salteña el Museo Castanigno + MACRO

macmacro

obra de Guido Yannitto

 

Marcelo Abud –Rolando Arias- Ana María Benedetti – Florencia Blanco – María Laura Buccianti – Rodrigo Cañás- Mario  Córdoba – Mariano Cornejo – Soledad Dahbar – Luis Escoda- Cecilia García Ruffini-  Verónica  García -Guadalupe Miles – Virginia Montaldi – Leonardo  Pellegrini – Roxana  Ramos – Pablo  Rosa – Mercedes  Ruiz de los Llanos – Ivana  Salfity – Andrés Sierra – Guido Yannitto

La selección de obras que se expuso en el mac Salta antes de ser enviada para la incorporación  a la Colección Castanigno + MACRO tuvo un amplio criterio de  selección a la hora de generar un relato representativo de la producción local.

La colección de Arte Contemporáneo Argentino del Castaningno + MACRO ha formado un  inigualable corpus de obras que se inició en el 2004 a través de una estrategia que involucro desde el origen a los artistas en la donación, aceptando un valor homogéneo y  simbólico de dinero para todas las obras adquiridas a cambio del compromiso institucional de investigarlas, documentarlas, publicarlas  y difundirlas activamente. El compromiso se cumplió con la primera incorporación, que lograba un relato histórico del pasado reciente del arte argentino. Convocando a los artistas más representativos y adquiriendo una serie de obras altamente significativas en el recorte de la producción local (Rosario) y del centro neurálgico del país: Capital Federal. De esta manera lograba a través de un criterio de colección netamente definido y de una estrategia sostenida por el  vínculo con los artistas, una historia del arte argentino imprescindible y ausente hasta entonces desde un proyecto institucional.  A partir de allí las incorporaciones se propusieron registrar las escenas de las provincias, involucrando actores locales para la definición de la misma a través del envío. Así se incorporó: Tucumán, Córdoba, Tierra del Fuego,  Mendoza, Chubut, Santa Cruz y por último Salta.

Cuando se llevo a cabo el pedido de donación y la articulación de la muestra  se hizo evidente la  profesionalización de  los artistas seleccionados, representado sobretodo la generación intermedia nacida entre los ´70 y los ´80. La convivencia y la seriedad presente en todo el proceso permitió sostener una configuración de la escena en un momento de saludable crecimiento y de conocimiento de los diferentes actores dentro de  un proyecto estratégico común que involucrara las individualidades a partir del dialogo y las experiencias colectivas. Aceptando cierto acuerdo respecto a  un relato particular que trabaja desde las condiciones locales de producción.

De esta manera se producía desde Salta una representación que se integrara a  un relato más amplio de producción del arte actual del país.

mac salta –Febrero 2009

By

El coleccionista como curador I – Proceso de creación del Museo James Turrell de la Hess Art Collection en Colomé –

james

James Turrell y Donald Hess en la inauguración de Colomé

La creación de este museo a 200 km de la capital de Salta generaba un punto concreto de balance entre lo que se venia estableciendo como una producción de matices locales y una producción que netamente representa el lenguaje del arte actual a nivel global. Referente de  un exclusivo circuito de turismo  internacional relacionado con el mundo del arte y el vino, Donald Hess adquiere  la finca de  Bodega  Colomé y construye allí el Museo James Turrell de la Hess Art Collection; a 200 km de Salta Capital. Los extremos de producción estaban tan cerca que pareciera increíble que no se cruzaran, se analizó desde el mac como aquel emblema del arte contemporáneo del siglo XX que eran aquellas obras de Turrell se emplazaran en los valles Calchaquíes.

Fue entonces cuando se planteo como proyecto curatorial desde el mac evaluar de que manera la existencia de este espacio tan cercano geográficamente podría fortalecer y aclarar estos puntos de reflexión que se venían instalando entre  lo global y lo local, lo central y lo periférico.

El museo de 1200 mts2 implicó en su construcción  la más alta tecnología arquitectónica y lumínica, el mismo se construye a partir del proyecto de 9 instalaciones del artista James Turrell, adquiridas a lo largo de 30 años por el coleccionista Donald Hess. Este proceso evidencia un criterio concreto de seguimiento de la obra del artista a través de los años. La colección de Donald Hess no incluye mas de 30 artistas que él ha coleccionados durante los últimos 40 años; pudiendo generar en el tiempo un recorte y una lectura de las obras. A partir de esto se planteo el titulo del proyecto “El coleccionista como curador” y se produjo la muestra exhibiendo el proceso de creación del museo desde el criterio de coleccionismo de Hess a través de los años.

Entrevistando a todos los actores involucrados en la construcción del espacio que exhibe estas 9  instalaciones lumínicas y obras en papel de Turrell, proponiendo una lectura  a través de esta fragmentación del autor que delega en diversos especialistas; estos ponen en marcha sus proyectos; sumado a  la complejidad de instalar esta obra en un espacio tan inaccesible  como Colomé descubrimos  porque la obra de Turrell era perfecta para un espacio donde solo podemos ver el tierra y cielo.

En perspectiva Turrell es un artista  de difícil acceso; su proyecto personal  que  lleva a cabo en un cráter de Arizona hace 30 años no se diferencia mucho de esta puesta en Colomé, situada en medio de los valles calchaquíes. Ambos son espacios naturales, aislados del reflejo lumínico de las ciudades  que permite pensar la obra como observatorios astrales,  a la vez que le dan cierta pureza en sus sutiles trabajos con la luz natural-artificial en el espacio. El cielo como elemento incorporado en la obra de Turrell fue también un punto crucial  de investigación de las culturas originarias de los valles calchaquíes, que a través del análisis del sol y de la luna planificaban sus cultivos y proyectaban su vida íntimamente vinculada a los procesos naturales, que se leían en el universo.

La muestra del mac abordaba estos puntos de contacto en la lectura de la obra así como evidenciaba  los extremos de producción entre el contexto del artista y las posibilidades locales. La figura del coleccionista se plantea como un rol central en el acompañamiento del artista; ya que no solo permite aquí su realización sino que también genera una lectura particular de la misma. Este recorte propone una retrospectiva del artista y es seguramente el proyecto más ambicioso llevado a cabo con esta obra  tan compleja y tan representativa  del circuito global  del arte contemporáneo.

El proceso de creación de este proyecto también define un perfil de artista que necesariamente nos sitúa lejos del autor individual  con ciertas habilidades técnicas-manuales y nos permite desenmascarar varios clichés respecto al proceso de realización de una obra. Evidenciando  la complejidad del arte actual, que  involucra varios actores se hace imprescindible comprender una trama de relaciones que se van entretejiendo de manera tal que  proponen  la obra de arte como una construcción compleja y sutil respecto a la mirada sobre el mundo.

mac Salta- Julio 2009