By

Los Pañuelos y el trapo Filosofía del lenguaje y producción de sentido Análisis de la obra “RECORDAR” de Soledad Sánchez Goldar Primer Premio del Salón de Mayo del Museo Rosa Galisteo de Santa Fe, año 2018.

Soledad Sánchez Goldar nació en Buenos Aires, se exilió en México durante la dictadura con su familia para volver a Argentina a instalarse en Río Ceballos, Córdoba. Allí estudio teatro en la UNC, ya desde su formación empezó a correrse de ciertos límites fijos que había entonces entre lo escenográfico, la representación y la acción volviéndose una de las referentes locales de la performance desde fines de los años noventa. Desde sus comienzos incorporó el uso de la palabra en sus acciones: leyendo cartas, bordándolas, recuperándola como parte de la memoria y del archivo familiar/personal.
Los estudios del performance recibieron la influencia de pensadores como J. L. Austin, John Searle y Ferdinand de Saussure, quienes examinaron la función performativa de la comunicación; parole (acto de habla) en términos saussureanos. Este modelo lingüístico enfatiza la importancia del actor cultural en el uso de la lengua [langue]. En 1955 Austin demuestra la capacidad creativa humana en una serie de charlas que se publicarían bajo el título Cómo hacer cosas con palabras. Las personas no sólo adoptan una lengua sino que la usan de manera creativa. Los estudios del performance de esta corriente lingüística denominada teoría del acto del habla, se dedicó a reconocer la creatividad de los usos del habla, es decir, no sólo las instancias formales de enunciación, sino también sus formas particulares de expresión. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 16)
El concepto de ‘performativo’ acunado por Austin fue un descubrimiento revolucionario para la filosofía del lenguaje: los enunciados lingüísticos no solo sirven para describir un estado de cosas o para afirmar algo sobre un hecho, sino que con ellos también se realizan acciones, y por lo tanto hay también, además de enunciados constatativos, enunciados performativos. Se crea un estado de cosas nuevo. (Fischer, 2011, pag. 48)
Los enunciados de este tipo son autorreferenciales porque significan lo que hacen, y son constitutivos de realidad porque crean la realidad social que expresan. Son estos dos rasgos distintivos los que caracterizan a los enunciados performativos: el lenguaje tiene potencial para modificar el mundo y para transformarlo. Para ello deben cumplirse una serie de condiciones no lingüísticas, sobre todo institucional y social. La enunciación performativa se dirige siempre a una comunidad en una situación dada en la que alguno de sus miembros ha de estar presente representándola. (Fischer, 2011, pag.49 )
En Mayo del 2018 se debate en la sociedad argentina la despenalización y legalización del aborto; la discusión abre frentes radicales y opuestos, evidentes en la producción de sentido de la semiosis social a través del icono del pañuelo blanco de las madres de Plaza de Mayo que se tiñó de verde, celeste, naranja, violeta para salir a la calle a definir posiciones: cada grupo se apropió del icono del pañuelo con consignas divergentes. Ese mismo mes la obra Recordar de Soledad Sánchez Goldar obtuvo el máximo galardón del 95º Salón Anual de Santa Fe con dos pañuelos. La muestra fue inaugurada el 25 de Mayo en el Museo Provincial de Bellas Artes “Rosa Galisteo de Rodríguez” de la capital santafesina.
“La obra está conformada por dos piezas textiles monocromas que proponen al espectador un acercamiento físico necesario para poder leer el texto escrito en ellas, un lienzo blanco con letras de crochet blancas y un lienzo negro con letras de crochet negras que testimonian dos posibilidades ante el recuerdo. Por un lado, un posicionamiento político frente al recuerdo “Recordar es una forma de resistencia” y por otro la etimología de la palabra como sustento poético “Recordar es volver a pasar por el corazón”. El recuerdo como política frente a la realidad y como principio superador para el futuro y la propuesta de que el espectador decida si se vincula con la obra, si la completa y recibe su mensaje o pasa de largo viendo sólo dos superficies sin más contenido que su color, esa posibilidad de decidir frente a la obra, frente al olvido y la memoria, evidencia otras posibilidades de elegir ya en un plano social más amplio, “Recordar” es tan solo una simple metáfora de la realidad” dice Soledad en una entrevista que
le realice, ella actualmente reside en Salta. La obra de Sánchez Goldar está arraigada de manera autorreferencial al exilio y a los desaparecidos durante la última dictadura militar en
Argentina: “Mi trabajo tiene que ver con intentar responderme ciertas preguntas que tenía con respecto a la desaparición de mis tíos, Eduardo y Alejandro, a la militancia de mi padre, al
exilio. Cuando yo era chica vi dos sombras en mi casa y desde ese momento empecé a pensar en mis tíos y a preguntar. Y con mi trabajo seguí preguntando. Es una posibilidad de volver a
hacerlos presentes a Eduardo y Alejandro, más allá de la idea del desaparecido”, dice Sánchez Goldar. Y avanza : “Mi forma de habitar el mundo es desde el arte y es una acción política.
Dedicarme a la performance en el sistema del arte es una decisión política”. Recordar Textil, letras de crochet sobre seda lavada y sobre batista Barbara Kirshenblatt-Gimblett propone que el performance no se limita a los cuerpos en vivo: los objetos también actúan y con frecuencia constituyen una parte central dentro de performances sociales. El campo que se define actualmente como estudios del performance toma actos y comportamientos en vivo como su objeto de análisis, aun cuando estos comportamientos incluyan una interacción con objetos o performances en internet. Ciertos
objetos del archivo se convierten en parte de un repertorio. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 15) Lo que el archivo atesora es la representación del acto en vivo, a
través de fotos, videos o notas de producción. Aunque hay muchos debates en relación al carácter efímero o duradero del performance, hay dos sistemas de transmisión: el archivo y el
repertorio que trasmiten el conocimiento de maneras distintas; a veces funcionan de manera simultánea, a veces de manera conflictiva. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág.
14).
La performance se desarrolla entre diversos campos disciplinarios; los estudios culturales y los estudios del performance surgen por la necesidad de relacionar lo político con lo artístico y lo
económico. El campo de los estudios de performance trasciende las separaciones disciplinarias entre antropología, teatro, lingüística, sociología y artes visuales. Posdisciplinario fue el
término propuesto dentro de estos estudios ya que el campo surgió de disciplinas preestablecidas. En lugar de combinar elementos de dos o más campos intelectuales el campo de
los estudios del performance trasciende fronteras disciplinarias para estudiar fenómenos más complejos con lentes metodológicos más flexibles que provienen de las artes, las humanidades
y las ciencias sociales. Los objetos de análisis incluyen textos, documentos, estadísticas: archivo y también actos en vivo: repertorio. La memoria de archivo se registra en documentos,
textos literarios, cartas, restos arqueológicos, huesos, videos, disquetes, etc. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 13)
Los seres humanos internalizamos modelos de comportamientos socialmente apropiados y los reproducimos. La distinción es como la performance subraya la comprensión de ésta como un
fenómeno que es a la vez “real” y “construido”, como una serie de prácticas que reúnen lo que históricamente se ha separado y mantenido como unidad discreta. “Tal como el archivo
excede a lo ‘vivo’ (ya que perdura), el repertorio excede al archivo. Esto significa que el repertorio, como el archivo, es mediatizado. El proceso de selección, memorización o internalización y transmisión ocurre dentro de sistemas específicos de representación a los que a su vez ayuda a constituir. Muchas formas de actos corporales están siempre presentes y en un constante estado de reactualización. Estos actos se reconstituyen a sí mismos, transmitiendo memoria comunal, historias y valores de un grupo o generación al siguiente. Los actos encarnados y sus representaciones generan, registran y transmiten conocimiento”. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 14)
Entre marzo y agosto del año 2018 en Argentina asistimos al debate de la IVE Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que contrapuso mediáticamente dos modelos que atravesaban a la sociedad ya dividida por la grieta en redes, debates cotidianos y discusiones familiares. En la calle la discusión se embanderó con la presencia de los pañuelos.
Soledad Sánchez Goldar recibe con dos pañuelos en el mismo momento el máximo Premio de un Salón de larga tradición académica que por un cambio de dirección ha comenzado la revisión de prácticas en torno a su acervo. Esto se reflejó en el Salón que priorizaba hasta entonces el arte objetual y viró hacia las nuevas expresiones como la performances, la acción o las prácticas artísticas donde el proceso y la enunciación tienen el mismo peso que la materialidad. Estos dos modos de entender el arte vienen en caminos paralelos hace algunas décadas, atravesando a las instituciones que deben dar cuenta de estas nuevas maneras de pensar y hacer arte pero se enfrentan con grupos que se resisten al cambio de paradigma. El caso de Recordar hace evidente estas fricciones existentes en el campo del arte reflejo de las que existen en la sociedad, la obra premiada pasó a ser acervo de una Colección que está en plena redefinición. Museo Tomado se denomina el proyecto que desde que asumió la dirección del Rosa Galisteo Analía Solomonoff ha sacado de depósito todo su acervo para exponerlo en sala planteando una nueva relación de la institución con la comunidad.
“El trabajo social de inversión de sentido en prácticas significantes puede ser reconstruido a partir de las huellas que del proceso de producción persisten en el producto. A partir de estas huellas es posible establecer lo que Verón denomina gramáticas –sistemas finitos de reglas que regulan una producción de sentido que es en sí misma infinita– de producción y de reconocimiento. Las gramáticas no expresan propiedades de los textos sino que representan las relaciones de éstos con su exterioridad, es decir con su sistema productivo (social e histórico)”.(Triquell sobre la Producción de Sentido de la Teoría de los discursos sociales,pág. 7)
El primer premio del Salón de Mayo era la suma de $180.000 pesos, ciertos grupos de artistas plantearon como ofensivo que “dos pañuelos” recibieran aquella cifra: “¿Todo es arte? Premiaron una obra con 180 mil pesos y hay polémica. La entidad dio a conocer el máximo premio del 95º Salón Anual de Santa Fe, y despertó la controversia. Este premio generó discusión y opiniones cruzadas en cuanto al carácter de “pieza de arte” de la obra seleccionada. Guillermo Aleu (Galerista local) admitió que “el tema es muy complejo” y confesó que “tengo muchos reparos con la obra” de la que dijo en cierto aspecto le recuerda más a Cris Morena que a un conflicto existencial. Sin embargo Aleu dijo que “el premio no lo sorprendió porque es hacia donde se inclina la actual gestión del Rosa Galisteo”. (Sin Mordaza, 2018) “OTRO TRAPO HA SIDO PREMIADO CON 180 MIL PESOS EN EL SALON DE MAYO DE LA PROVINCIA DE SANTA FE Y SI ESTE ES EL NIVEL, TAL VEZ, SEA EL MOMENTO DE CERRAR LOS CONCURSOS DE ARTE HASTA QUE CIERTO NIVEL SEA GARANTIZADO” (Cañete, Rodrigo, 2018). Domingo Sahda, crítico santafesino de arte, manifestó: “es una linda manualidad o trabajo práctico, una buena realización para la incorporación y búsqueda de supuestos nuevos lenguajes; pero en el ámbito de la convocatoria, no es correcto”. (Veo, contenido nuestro, 2018). Así resuenan ciertos discursos conservadores del mundo del arte que se asientan en el sentido material de los lenguajes tradicionales. Este conservadurismo frente a la posición (opuesta) del jurado y la dirección del Museo refleja dos sectores sociales que colectivamente se enfrentan a través de la iconografía que en la calle se divide entre los pañuelos celestes y los verdes. Los
pañuelos son la bandera de lucha en las esferas públicas. Los discursos conservadores frente a los premiados “trapos” dentro del contexto de un Salón con 95 años de tradición académica llegaron a puntos álgidos de violencia frente a la artista y la dirección actual del Rosa Galisteo.
“El posicionamiento político que tienen frente al arte, decir “esto es o no es arte” habla del bagaje cultural de esa persona, de la formación que tiene. Para mí el arte es una pregunta. Es un espacio ya ni disciplinar. Yo no creo en las disciplinas artísticas. (…)Hay como cierta precariedad que a mí me interesa. Lo textil ha sido el lugar que nos han dado en la historia a las mujeres. Juana Azurduy no existió en ningún manual de escuela, pero sí existían las patricias que cosían los trajes de los soldados. Ese es el lugar que se nos ha dado a las mujeres en la historia. Para mí apropiarme de lo textil es un lugar desde donde trabajar” responde Sánchez Goldar. La obra funciona más allá de la experiencia en el Museo, seguirá dentro del sujeto que se fue ofuscado por la premiación de un trapo o emocionado por lo que finalmente pudo atravesar su corazón. Si estamos abiertos Recordar nos atraviesa con su austeridad disparando múltiples sentidos que no están exentos de los ecos y repercusiones de una estética que reconfigura otro modelo de artista, otro tipo de hacer. El arte es un reflejo de estas luchas de poder evidentes en los discursos textuales y visuales. Sacar las referencias y dejar al sujeto solo frente a su posibilidad de recordar es un ejercicio de producción de sentido que exige un anclaje en un tiempo y espacios específicos, determinados por la institución que posibilita al artista los medios para la realización de este tipo de acciones y performances. Debe haber una habilitación a esta enunciación, posibilitándoles un espacio físico en un tiempo determinado por una institución pública donde suceda el encuentro con el público y allí las repercusiones son imprevisibles. Blanco Sobre blanco de Kazimir Malevich, óleo de 1918 resuena como estructura de sentido en Recordar. Ante tanta estrategia visual y tanta técnica que se despliega en los entornos urbanos detenernos frente al minimalismo de estos bordados para poder leer la obra genera ya una acción. Recordar habilita la enunciación del espectador. El suprematismo de Malevich buscaba el reemplazo de la figuración por un nuevo orden de creencia más allá de lo impuesto hasta entonces por cualquier tipo de figuración o ruptura de la misma. Siempre fueron modelos de referencialidad con “lo real” como si esto estuviera predeterminado para siempre, como si el sentido fuera univoco. El suprematismo buscaba, a través de la representación de las figuras geométricas puras, encontrar esa finísima frontera que existe entre la realidad fenoménica que es representable y la no-realidad de la esencia.(Ferrer, La suprema abstracción, 2013) Aquí la esencia podría ser la memoria, eso que no podemos figurar.
La relación entre el suprematismo y los pañuelos es la evidencia de semas que condensan décadas de sentido producido históricamente. Esta semiosis social es una práctica recurrente en la obra de Sánchez Goldar quien desde una poética austera y concreta se ancla en lo político y lo social, desde el terreno de la acción bucea hasta el límite del arte su esencia; más allá de la forma. Recordar es acción desde la mano que la borda y nos increpa: leer o ignorar, reaccionar o pasar de ella… el arte de performance es pura enunciación, se sitúa en el tiempo y el espacio concreto del mensaje que se completa con la lectura en un acto performativo.

 

Bibliografía
Verón, Eliseo.(1993).La Semiosis Social, fragmentos de una teoría de la discursividad. Editorial Gedisa, Barcelona. España
Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras. (2011). Estudios Avanzados de Performance. Nueva
York, EEUU. Editorial del Fondo de Cultura Económica.
Erika, Fischer Litche . (2011). Estética de lo performativo . Madrid, España. Abada Editores.
De la Precilla, Fabiola (2016). Performance e iniciación, Ritos de pasaje en la obra de Joseph Beuys. Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Ediciones Metal (No2).
La videoperformance Tren transiberiano. Sitio de la mirada y percepción del tiempo
De la Precilla, Fabiola (2018). La videoperformance: Tren transiberiano, Sitio de la mirada y percepción del tiempo. Universidad Nacional de La Plata,Argentina. Ediciones Arkadin (No7).
Brea, José Luis (1991). Nuevas Estrategias Alegóricas. Madrid, España. Editorial Tecnos.
Ferrer, Isabel (18 de oct del 2013). “La suprema abstraccion”. El Pais, Madrid. España
https://elpais.com/cultura/2013/10/17/actualidad/1382033476_814828.html
Estravis, Julio Cesar (2018). “Un premio de 180 mil pesos”. Academia Edu, Córdoba. Argentina
https://www.academia.edu/37227140/Un_premio_de_180_mil_pesos Aleu, Guillermo (18 de Mayo 2018). “¿Todo es arte? Premiaron una obra con 180 mil pesos y hay polémica” . Sin Mordaza, Santa Fe. Argentina
https://sinmordaza.com/noticia/508033-polemica-por-una-obra-premiada-en-el-museo-rosa-galisteo.html Molas, Verónica ( 12 de mayo de 2018). “Soledad Sánchez Goldar recibió el máximo galardón del Salón de Mayo”. La Voz del Interior, Córdoba. Argentina. https://vos.lavoz.com.ar/artes/soledad-sanchez-goldar-recibio-el-maximo-galardon-del-salon-de-mayo Sahada, Domingo (18 de Mayo de 2018).”Una obra premiada en el Museo Rosa Galisteo despertó la polémica”. Veo, Santa Fe. Argentina http://canalveo.com/una-obra-premiada-en-el-museo-rosa-galisteo-desperto-la-polemica/ Pascual, Juan (2 de Julio de 2018). “Que dice la Artista”. Pausa, Santa Fe. Argentina https://www.pausa.com.ar/2018/07/que-dice-la-artista/ Cañete, Rodrigo (15 de Mayo de 2018) “Otro trapo ha sido premiado con 180 mil pesos en el salón de mayo de la Provincia de Santa Fe y si este es el nivel tal vez sea el momento de cerrar los concursos de arte” https://loveartnotpeople.org/2018/05/15/otro-trapo-ha-sido-premiado-con-180-mil-pesos-en-el-salon-de-mayo-de-la-provincia-de-santa-fe-y-si-este-es-el-nivel-tal-vez-sea-el-momento-de-cerrar-los-concursos-de-arte-hasta-que-cierto-nivel-sea/