By

practicas poéticas, políticas domésticas

Prácticas poéticas, políticas, domesticas

Inaugurará en el Cabildo una muestra que indaga sobre género y diversidad

 

Huellas y registros de la Performance
Objeto de estudio: Practicas poéticas, políticas, domésticas
Registros y huellas de artistas performáticas dentro de la muestra realizada en el
Cabildo de Córdoba (6 de Junio al 2 de Agosto del 2019)

Introducción
El proyecto inicial de muestra- charlas- acciones buscaba evidenciar el estado de situación de las artistAs visuales en la escena cordobesa desde principio de este siglo en relación a la cuestión de género. La idea era poner en contexto lo que estaba pasando en Córdoba sobre este tema desde
el mundo del arte. Lopez Sastre invitó a dos co-curadoras para hacer un relevamiento de la producción de artistas que habían trabajado en Córdoba en los últimos 20 años. Lo primero que surgió en común fue el concepto de prácticas: la mayoría de las artistas producían su “obra” a partir de cuestiones del orden de la vida política, doméstica o poética. No había en general una programación de muestras que implicara una agenda profesional sino que la obra surgía en relación a o a partir de otras situaciones que no implicaban la creación de un objeto para ser
expuesto dentro de un circuito de instituciones artísticas determinadas. Esta particularidad implicaba cierta incomodidad con la exposición de “piezas” ya que estas sin un texto o un dialogo que la pusiera en contexto parecía insuficiente. Muchas de ellas eran documentos o registros de
acciones en vídeo, mapeos, registros fotográficos o diarios personales, características de las obras actuales que superan la objetualidad de una pieza única que “habla por sí misma”.
A partir de esta cuestión Clara Johnston organizo un ciclo de acciones dentro de la muestra y realizó un mapeo de las organizaciones en territorio de mujeres que estaban trabajando desde otras perspectivas que superaban la artística. Se planificó un ciclo de charlas coordinado por Ilze Petroni que prácticamente no se llevo a cabo, salvo la primera y la última. El trabajo inicial dividido entre López Sastre con la muestra, Johnston con las acciones y el mapa de organizaciones, además de Petroni con las charlas fue insuficiente para evidenciar el estado de situación propuesto inicialmente. Desde allí los objetivos no se cumplieron y la idea de este texto es
comprender como en la actualidad mostrar las piezas solas no alcanzan ni a las artistas, ni a las instituciones, ni a los diversos públicos a los que se incluye hipotéticamente en una obra. Así como tal vez tampoco alcanza la idea de muestra como exposición fija sino mas bien como espacio para
una serie de acontecimientos.

La muestra

Una curaduría implica un recorte que pueda guiar al espectador en un recorrido inteligible, la idea de prácticas permitió un guión que reflejara una particularidad del campo abordado que permitía profundizar en ciertas cuestiones de género. Fueron seleccionadas 41 artistas a partir de esta idea. Se sumó obra de dos coleccionistas locales, ampliando desde allí la revisión de la presencia de las artistas y de ciertos lenguajes como el video, la performance y la acción en colecciones privadas, volviendo a analizar el cruce entre la producción y el circuito donde esta circula.
Otra de las cuestiones cruciales fue pensar las prácticas artísticas en relación a otros terrenos: ¿Cuál era el vínculo con las organizaciones de mujeres trabajando en territorio respecto a temas sociales y políticos?, ¿era factible incluirlas en el relato o era forzado sacaralas de su contexto?
Decidimos exponer dentro de la muestra una investigación que llevo a cabo Clara Johnston (ver al final del apéndice) ya que mostrar en sala lo que esta sucediendo en terreno nos excedía, no era suficiente el tiempo para investigarlo en profundidad. Por ello se evidenció la existencia de estas
organizaciones y se puso a disposición la información para acceder a ellas.
Abordar las teorías feministas en un momento tan convulsivo, sacar conclusiones o tomar posiciones no parecía posible, sino más bien era necesario un trabajo exploratorio que pudiera abrir preguntas antes que dar respuestas. El recorte de artistas determinado por la idea de
práctica marca una idea concreta respecto al mundo del arte y al campo. Desde allí se pudo trazar una red vincular de tramas que definieron los tres ejes temáticos: lo poético, lo político y lo doméstico, que en realidad se funden unos con otros.

Problemas de la acción y la performance

La idea de práctica nos enfrenta al giro performativo que plantea la teórica Erika Fischter Litche que nos permite abordar este nuevo género artístico: el llamado arte de acción y de performance donde las fronteras entre las distintas artes se han vuelto cada vez más porosas, tendiendo
progresivamente a la creación no de obras sino de acontecimientos.
El estatus material no es función del sígnico, sino que se desprende de él y aspira a una existencia propia. Es decir, que el efecto inmediato de los objetos y de las acciones no depende de los significados que puedan atribuir-seles, sino que tiene lugar al margen de cualquier intento de
atribución de significado. En tanto que acontecimientos que presentan estas cualidades especiales, las realizaciones escénicas brindan la posibilidad de experimentar cambios en su transcurso, esto
es, de transformar a todos los que participan en ellas: a los artistas tanto cómo a los espectadores. (Fischer, 2011, pag.35 )
El giro performativo no puede comprenderse con las teorías estéticas tradicionales. La transformación de la obra en acontecimiento modifica las relaciones ligadas a ella: la de sujeto y objeto y la de los estatus material y sígnico. La re definición de las relaciones entre actores y espectadores desplazó la preponderancia del estatus sígnico de las acciones y de los significados potencialmente atribuibles a ellas desde su corporalidad hacia los efectos de todo tipo que pudieran producir en los participantes: psicológicos, afectivos, energéticos y motores, así como hacia las experiencias sensoriales. (Fischer, 2011, pag. 37) El termino Performance se ha usado especialmente para referirse al “arte del performance” o “arte
de acción”. Su propia ambigüedad de género le llevó al abordaje de cuestiones sociales y prácticas corporales. Como traducción literal al español se usa la palabra ejecución, por su asociación semántica con hacer, actualización o puesta en acto que extiende su aplicación al dominio del
arte. La performance es en sí misma antinstitucional, antielitista, anticonsumista por lo cual es una provocación y un acto político casi por definición, aunque lo político se entienda aquí más como ruptura y desafío que como posición ideológica o dogmática. La performance, como acto
de intervención efímero, interrumpe circuitos por fuera de las instituciones culturales que crean productos de consumo. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 8)
La performance, como acción, va más allá de la representación mimética y su referente “real” generando otro tipo de encuentro entre el artista y su espectador. La estética del acontecimiento deja afuera a las categorías de actor-espectador-artista-obra y la forma en
la que estos los incluye de manera activa. Este tipo de acontecimientos se resiste a un análisis hemenéutico donde se distingue entre sujeto/objeto.
El artista sujeto crea la obra como algo separable, fijable, transmisible e independiente de si. Dada esta primera premisa, un receptor cualquiera puede hacerla objeto de su percepción y de su
interpretación. El artefacto es fijable y transmisible, la obra de arte como objeto garantiza que el receptor se pueda poner frente a ella una y otra vez, que descubra continuamente en ella nuevos
elementos estructurales y que le pueda atribuir siempre significados nuevos y distintos. La performance crea un acontecimiento en el que todos los presentes se ven involucrados.
“La relación dicotómica entre sujeto y objeto se transformó en una relación oscilante en la que las respectivas posiciones no se podían determinar ya con claridad ni se podían diferenciar. La alteración entre sujeto y objeto esta estrechamente vinculada con la transformación de la relación
entre materialidad y signicidad, entre significante y significado. Tanto en la estetica hermenéutica como en la semiótica todo se orienta a la consideración de la obra de arte como signo, no se puede pasar por alto la materialidad de la obra, muy al contrario, pues a cada uno de los detalles
del aspecto material se le presta gran atención”. (Fischer, 2011, pag. 34)
Hay cuestiones inmanentes a estos lenguajes que buscan escapar a la materialidad, están basados en búsquedas de encuentro en un tiempo-espacio real que nos devuelvan al estado aurático que Benjamin había perdido con la reproductibilidad de la obra: estas al ser reproducidas
pierden sus características originarias, por lo cual muchas veces solo presenciamos sus huellas.
Hay diversas posiciones respecto a los archivos y registros ya que los lenguajes performativos dan un giro al arte objetual. Estas obras usan al tiempo y al espacio como materia prima. Si el ingreso al mercado da autonomía al arte, este tipo de lenguajes complejizan la autonomía escapando a la lógica de mercado; que todo lo recicla e intenta capturar. Indefectiblemente las artistas para hacer circular su trabajo generan huellas y documentos que están entre el proceso y el registro de la
obra, pero no la reemplazan. Los nuevos acontecimientos exigen nuevas posiciones, ya no somos observadores ni espectadores, los artistas no representan sino que se invloucran y ponen el cuerpo. Las reglas y tradiciones de la modernidad han caducado, se desdibujan las distancias entre disciplinas y entre artista/público. El espacio delimitado como artístico ya no deja en claro cuáles son las normas del arte y cuáles las de la vida cotidiana, donde esta lo ético y lo estético. Las
performances son a la vez rituales y espectáculos sin ser ninguna de ambas. No podemos abordarlas hemenéuticamente, ni podemos intentar comprender la obra de arte porque ésta escapa ese tipo de análisis y se sitúa en la transformación producida por el acontecimiento,
creando una nueva realidad para los participantes que escapa a la intrepretación simbólica. El acontecimiento se experimenta en sus efectos y experiencias que escapan a la capacidad de reflexión, lo cuál implica una nueva relación semiótica entre significante –significado, al moverse
de lugar la corporalidad o materialidad del signo como elemento. El arte del performance depende de su habilidad para romper y recombinar elementos e ideas dispares, esto hace de ella un concepto teórico y metodológico que se resiste a la codificación formal. Performance (sustantivo), to perform (verbo) abarca no sólo las dimensiones sociales e individuales sino también las interacciones permanentes entre ambos. El performance individual puede transformar los espacios sociopolíticos. Originados como procesos y utilizados en los ensayos para crear un nuevo
proceso, las secuencias de conducta no constituyen en sí mismas un proceso, sino cosas, elementos constitutivos, materia prima.

LENGUAJE PERFORMATIVO
La filosofia del lenguaje

Los estudios del performance recibieron la influencia de pensadores como J. L. Austin, John Searle y Ferdinand de Saussure, quienes examinaron la función performativa de la comunicación; parole (acto de habla) en términos saussureanos. Este modelo lingüístico enfatiza la importancia del actor cultural en el uso de la lengua [langue]. En 1955 Austin demuestra la capacidad creativa humana en una serie de charlas que se publicarían bajo el título Cómo hacer cosas con palabras. Las personas no sólo adoptan una lengua sino que la usan de manera creativa. Los estudios del performance de esta corriente lingüística denominada teoría del acto del habla, se dedicó a reconocer la creatividad de los usos del habla, es decir, no sólo las instancias formales de enunciación, sino también sus formas particulares de expresión. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 16)
El concepto de ‘performativo’ acunado por Austin fue un descubrimiento revolucionario para la filosofía del lenguaje: los enunciados lingüísticos no solo sirven para describir un estado de cosas o para afirmar algo sobre un hecho, sino que con ellos tambien se realizan acciones, y por lo
tanto hay también, además de enunciados constatativos, enunciados performativos. Se crea un estado de cosas nuevo. (Fischer, 2011, pag. 48) Los enunciados de este tipo no solo dicen algo, sino que realizan la acción que expresan, es decir: son autorreferenciales porque significan lo que
hacen, y son constitutivos de realidad porque crean la realidad social que expresan. Son estos dos rasgos distintivos los que caracterizan a los enunciados performativos: el lenguaje tiene potencial para modificar el mundo y para transformarlo. Para ello deben cumplirse una serie de condiciones no lingüísticas, sobre todo institucional y social. La enunciación performativa se dirige siempre a una comunidad en una situación dada en la que alguno de sus miembros ha de estar presente representándola. (Fischer, 2011, pag.49 ) Para Austin lo performativo es lo que pone en marcha una dinámica «que conduce a la desestabilización de la idea misma de esquema conceptual dicotómico», son precisamente las parejas conceptuales dicotómicas del tipo sujeto/objeto o significante/significado las que pierden su polaridad y la nitidez de sus límites al ser puestas en
movimiento y al empezar a oscilar. (Fischer, 2011, pag. 50)

Dolores Cáceres con la serie Unplugged (Instalación: vidrio, pintura, gas neón, cable. Medidas variables del año 2016) devela un sistema binario de pensamiento que se vuelve acción, definiciones que no asumen grises
y que se ejecutan en la realidad social a través de un lenguaje performativo que se hace evidente a través de la síntesis en la polarización de los términos. Ese sistema binario es el que actuamos: la conducta es simbólica y reflexiva, está llena de significados que se transmiten polisémicamente, el
yo social es un rol o conjunto de roles. Como otra de las características de lo performativo se podría señalar, por lo tanto, su capacidad para desestabilizar construcciones conceptuales dicotómicas e incluso para acabar con ellas, que es lo que de alguna manera busca evidenciar Cáceres con este obra de conceptos polarizados, adjetivos que definen la realidad sin grises: mentira/verdad, activo/pasivo, público/privado,
libre/esclavo, culpable/inocente, izquierda/derecha, natural/artificial.

Ana Gilligan con Inclusive (Impresión sobre hierro enlozado 2019) alude a los estudios oftalmológicos de rutina,
salvo que aquí todas las letras son las mismas: la E, haciendo referencia a la actual disputa por el lenguaje
inclusivo que cambia el masculino-femenino por un genérico que incluiría ambos sin distinciones de género.
Esta disputa genera mucha resistencia, incomodidad e instransigencia por parte de la academia que como
institución normativa defiende la diferencia de género del lenguaje. Es evidente desde el lenguaje inclusivo
que podemos hacer cosas con palabras, como cuestionar un sistema normativo y ponerlo en tela de juicio.

Soledad Sánchez Goldar con Concepto precario (Letras tejidas sobre muro-Medidas variables del año 2019) y
Civilización es Barbarie (Instalación año 2019) representa la precarización del término empatía, en un contexto
neoliberal de capitalismo salvaje, donde ésta se vuelve un concepto devaluado, minimizado y aquí esto se
representa con estas letras bordadas a mano y apenas agarradas con alfileres del muro. La bandera
argentina también está bordada a mano, Sánchez recupera el bordado como un lenguaje femenino que nos
posiciona en relación a lenguajes vinculados a un estereotipo femenino. La bandera dice “Civilización es
barbarie” y nos remonta a cierto relato de la historia nacional atravesada por la destrucción de la cultura
originaria a partir de estamentos colonizantes que se inculcaron a través de la escolarización donde se
enseñaba lo local como bárbaro. La civilización o colonización devastó nuestra cultura originaria en pos de
una “evolución” impuesta por quienes nos sometían.
Barbara Kirshenblatt-Gimblett propone que el performance no se limita a los cuerpos en vivo: los objetos
también actúan y con frecuencia constituyen una parte central dentro de performances sociales. El campo
que se define actualmente como estudios del performance toma actos y comportamientos en vivo como su
objeto de análisis, aun cuando estos comportamientos incluyan una interacción con objetos o performances
en internet. Ciertos objetos del archivo se convierten en parte de un repertorio. (Diana Taylor- Marcela
Fuentes Editoras, 2011, pág. 15)

Marisol San Jorge en su serie “Profanando” (s/t madera pintada, tapón de baño, cadena, bidón pintado y toalla. De 150 x 70
x 20 cm Año 2019) resignifica los objetos domésticos, al instalarlos en una sala genera una apropiación
escultórica. Las mujeres creamos con lo que tenemos a mano, los materiales nobles tantos años
escatimados a nuestro género ampliaron los horizontes hacia otros materiales igual de perdurables. Como
dice Kirshenblatt-Gimblett hay un repertorio de acciones y objetos performativos que transforman los
conceptos que tenemos de los materiales nobles de las artes o de lo ordinario de los domésticos.
Sofia Torres Kosiva con Ojetes de descarga (Esculturas blandas con exhibidor de madera de 60 x 60x30cm año 2018) nos
incita a la acción con estos “anos de peluche” allí dispuestos desde el titulo irónicamente para “una
descarga”. El erotismo se despliega entre la risa y el pudor, la obra de esta artista siempre roza el límite del
absurdo exponiendo el erotismo desde lo absurdo y lo barrocco, lo sexual como femenino suele ser en si
mismo un tema pudoroso que ella despliega sin tapujos. El titulo de la obra es performativo, asi como la
disposición de los objetos para su “uso”.

Ines Miserendino en la serie Pharmakon (Collages pastillas de 17 x 21 c/u, Colección José Lorenzo) utiliza fármacos
legales como materia prima para sus collages. Trabajaba en una farmacia para sobrevivir y reutilizaba los
fármacos como materia, lo doméstico cobra otro cariz. Haciendo referencia a las drogas legales y a los
trabajos en relación de dependencia como sistema de alienación.

Gabriela Halac (vitrina con publicaciones y desplegables- La práctica editorial como práctica artística. Archivos, documentos y
textos del año 2019) citando a la teórica feminista Silvia Federici, sintetiza la resilencia de las prácticas que se
naturalizan como “cuestiones femeninas” no remuneradas como los trabajos domésticos y la culturalización
a través de la maternidad, dando por hecho que nuestro trabajo cotidiano no remunerado son actos de
amor y estos no deben pagarse, hay una toda una serie de prejuicios inherentes a esta concepción. La
educación de los hijos y los trabajos domésticos han sidos naturalizados por el discurso patriarcal como
trabajo no remunerado en relación al proceso de proletarización de los hombres en la insdustrialización, en
un juego de palabras Halac evidencia como el arte se ha naturalizado como otro acto de amor por la falta de
un mercado remunerado a nivel local y por suposición de que la culturalización dentro del mismo sistema de
valores es parte de “lo domestico” mas alla del ámbito de lo privado.

Lucia Von Sprecher es una joven artista que viene desarrollando una serie de obras donde la palabra y su
cuerpo se reconfiguran como materia prima. El cuerpo herido, convertido en trama (Fotocopia pegada a Durlock.
Fotografía impresa en papel de algodón. De 90 cm x 60 cm serie 2/3 año 2018) y Mi desnudez sos vos (Fotocopia plegada.
Fotografía impresa en papel de algodón de 90 cm x 60 cm serie 3/3 del año 2018) proponen un díptico donde lo
performativo a través del cuerpo y el lenguaje se funden, ambos son materia y acción en su trabajo. Poesía
visual donde su autorretrato está siempre presente igual la palabra, generando un relato que señala claves
de la problemática de género sobre su cuerpo.

Leticia Obeid con el Triptico de la serie “La letra B” (Lapiz y tinta sobre papel de 26 x 20 cm
Año 2010, Colección José Luis Lorenzo) equipara palabra e imagen, performatiza el verbo y el vocablo, transcribe
una carta de manera tal que el acto de transcripción se vuelve obra. Para Obeid son dibujos estas copias de
la caligrafía de Walter Benjamin: “El trazo se convierte en una forma de temporalidad y de experiencia, cuyo
detritus es la materialidad de su huella” dice la artista que conjuga una practica siempre entre lo visual y lo
literario, desarrollando su carrera en ambos campos e interpelando sus especialidades como lo hace aquí.

Carina Cervigni-Alejandra Daoiz con la instalación de IGUALES (298 cm x 298 cm una bolsa negra suspendida contiene
piezas de diferentes juegos de ajedrez). Ponen en juego en un tablero de ajedrez la polaridad de los términos sobre
una figura del Hombre de Vitruvio de Da Vinci, artista emblemático de siglos de exclusión de la mujer del
mundo del arte y el conocimiento. Las palabras en espejo reflejan que todo término tiene su reverso, cada
hemisferio solo se completa con su otra mitad y la palabra acciona esta relación en espejo.

ARTE DE ACCION

Palabras como acción y representación dan lugar a la acción individual y a la intervención social. Acción
puede ser definida como acto y sirve tanto para referir a un happening vanguardista o una “intervención”
política. Acción concita las dimensiones estéticas y políticas del verbo “actuar”, en el sentido de “intervenir”.
Pero acción es un término que no da cuenta de los mandatos económicos y sociales que presionan a los
individuos para que se desenvuelvan dentro de ciertas escalas normativas. Acción aparece como más directa
e intencional y de esa manera con menos implicaciones sociales y políticas que perform que evoca tanto la
prohibición como el potencial para la transgresión. Representación, aun con su verbo representar, evoca
nociones de mimesis de quiebre entre lo “real” y su “representación”, nociones que se han complicado de
modo muy productivo a través de los términos performance y perform. A pesar de que estos términos se
han propuesto como alternativas al término foráneo performance, todos ellos también derivan de lenguajes,
historias culturales e ideologías europeas. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 17)
Lo que el archivo atesora es la representación del acto en vivo, a través de fotos, videos o notas de
producción. Aunque hay muchos debates en relación al carácter efímero o duradero del performance, hay
dos sistemas de transmisión: el archivo y el repertorio que trasmiten el conocimiento de maneras distintas;
a veces funcionan de manera simultánea, a veces de manera conflictiva. (Diana Taylor- Marcela Fuentes
Editoras, 2011, pág. 14)
Si tomamos al repertorio y al archivo como formas legítimas de transmisión de conocimiento y memoria
colectiva este cambio de perspectiva nos permitiría reconocer que la performance es un acto de
transferencia (como señala el teórico Paul Connerton) que permite que la identidad y la memoria colectiva
se transmitan a través de ceremonias compartidas o comportamientos reiterados de la sociabilidad. Las
conductas de ciudadanía, género, etnicidad e identidad sexual son ensayadas y reproducidas a diario en la
esfera pública, de manera consciente o inconsciente. Los seres humanos internalizamos modelos de
comportamientos socialmente apropiados y los reproducimos. La distinción es como la performance subraya
la comprensión de ésta como un fenómeno que es a la vez “real” y “construido”, como una serie de
prácticas que reúnen lo que históricamente se ha separado y mantenido como unidad discreta.
Incluso dentro de los estudios del performance, las nociones relacionadas con el rol y la función del
performance varían ampliamente. Algunos proclaman el carácter efímero del performance y argumentan
que desaparece porque ninguna forma de documentación o reproducción captura lo en vivo. Peggy Phelan,
desde una posición lacaniana, delimita la vida del performance al presente: “El performance no se guarda,
registra, documenta ni participa de manera alguna en la circulación de las representaciones de las
representaciones: una vez que lo hace, se convierte en otra cosa; ya no es performance […] El performance
se mantiene fiel a su propia entidad a través de la desaparición”. Sin embargo, la diferenciación entre el
acto en vivo y su reproducción no es tan firme ni estable en relación a la red y a lo que podemos pensar
como efímero. Performances transmitidos o realizados en la red no separan el momento de creación de la
instancia de archivo, se autoarchivan desde el comienzo. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág.
17). Los múltiples significados de performance pone en evidencia las profundas interconexiones que se dan
entre todos estos sistemas y sus fricciones productivas.

Julia Levstein con Medio del camino (Registro audiovisual de acciones realizadas en el espacio público en Rosario 2018)
Toma como punto de partida las llaves de las casas rosarinas a las que tuvo acceso y en las que reside
cuando viaja desde Córdoba. Copia en escala real los planos de las tres casas en el espacio público, desde las
puertas de entrada para afuera, haciendo un espejo de sus estructuras delineadas. La resolución es un tanto
más compleja ya que desarrolla una serie de acciones y de trabajos a veces solitarios y otros compartidos
con amigxs en las calles de Rosario en donde las líneas conceptuales y emotivas del proyecto se enredan
tanto como las de los dibujos de esos planos. La ccion aquí pasa una estructura 3 d a una bidimensional, la
traducción es afectiva.

Luz Novillo Corbalán cuenta que “Construcciones para un cuerpo colectivo” (Registro de acciones en “La
Escuelita”,Córdoba 2019) surge después de una serie de conversaciones que tuvo con Manuela (su sobrina) sobre
que era el feminismo para ella, de allí surgieron conceptos como: “el feminismo como refugio en donde
encontrarnos, el repensar el concepto de cuerpo individual y colectivo, en la identidad no como construcción
social sino como libertad, la importancia de educar en igualdad, etc etc.” Decidió hacer una acción muy
simple que simboliza lo que es el feminismo para ambas generaciones. Una construcción de cuerpos en el
marco de una puerta. La puerta representa el refugio y un espacio para habitar.La acción y su registro se
realizó en La Escuelita (donde actualmente trabajan varios artistas y tienen sus talleres). Invitó a artistas
mujeres a realizar la acción además de sus hijas y sus sobrinas. Algunas artistas también llevaron sus hijas.
Elegió La Escuela por lo que significa como institución central en donde se configura y establece la cuestión
del género.

Laura del Barco con fotos bordadas del antiguo Caraffa 10-11 (27×32 cada una,Colección José Lorenzo)se apropia de
un espacio simbólico que ha estado históricamente vedado a las artistas locales, aun hoy su programacion
prioriza muestras de hombres. Desde su intervención ha través de una práctica doméstica femenina se
apropia simbólicamente del espacio, anteriormente hicimos referencia a esta practica artística como una
forma de hacer sin una programación de muestras que aquí volvemos a identificar por la prioridad en las
programaciones de muestras de artistas hombres.

EL CUERPO: CANON DE BELLEZA, VISIBILIDAD HISTORICA E IDENTIDAD DE GÉNERO

Judith Butler introduce en la filosofia de la cultura el concepto de performativo. Allí pretendia demostrar
que la identidad de género no es previa en tanto que identidad, ya que no viene determinada ontológica ni
biológicamente, sino que se entiende como el resultado de determinados esfuerzos culturales de
constitución: Butler no aplica aquí el concepto de performativo a los actos de habla, sino sobre todo a
acciones corporales. Los actos performativos, en tanto que corporales, hay que entenderlos como ‘noreferenciales’ en la medida en que no se refieren a algo dado de antemano, a algo interno ni a una sustancia o a un ser a los que esos actos tengan que servir de expresión, pues no hay identidad estable o fija de la que
pudieran serlo. La expresividad se presenta en este sentido como diametralmente opuesta a la
performatividad. Lo actos corporales denominados aqui performativos no expresan una identidad
preconcebida, sino que mas bien generan identidad, y ese es su significado mas importante. El cuerpo en sí,
nos dice Judith Butler, no existe aparte de su enunciación, es producto de sistemas discursivos y
performativos. Las performances surgen en la vida cotidiana, iluminando sistemas sociales normativos como
la construcción binaria de género sexual que históricamente se ha aceptado como natural o transparente.Asi
como los diversos sistemas hegemónicos de belleza que han sido impuestos en cada época como canon.El
cuerpo del artista en performance nos hace re-pensar el cuerpo y el género sexual como construcción social.
(Fischer, 2011, pag.57 )
Las prácticas de performance rozan la práctica artística, política y ritual. El cuerpo, como materia prima del
arte del performance, no es un espacio neutro o transparente; el cuerpo humano se vive de forma
intensamente personal (mi cuerpo), producto y copartícipe de fuerzas sociales que lo hacen visible (o
invisible) a través de nociones de género, sexualidad, raza, clase, y pertenencia (en términos de
ciudadanía, por ejemplo, o estado civil o migratorio), entre otros. Butler compara la construcción de la
identidad a traves de la corporizacion con la escenificación de un texto dado de antemano. Pues de igual
manera un mismo texto se puede poner en escena de formas distintas por parte de los actores, dentro de
las pautas del mismo, estos son libres de delinear e interpretar su papel de un modo nuevo y distinto, un
cuerpo que posee un género específico actúa dentro de los márgenes de un espacio corporal limitado por
ciertas normas y propone sus propias interpretaciones dentro de los límites de las instrucciones de la
dirección de escena. Asi pues, la realización de la identidad de género, o de cualquier otra, como proceso de
corporizacion se lleva a cabo de forma análoga a la de una realización escénica teatral. En este sentido, las
condiciones para la corporización pueden ser descritas y definidas de modo más exacto como condiciones
de realizacion escénica. Butler se centra fundamentalmente en acciones cotidianas. Al explicar las
condiciones de corporización como condiciones de realización escénica, Butler establece un interesante
paralelismo entre su teoría y la de Austin, ambos consideran la realización de los actos performativos como
una realizacion escenica ritualizada y pública. Existe sin duda una estrecha y evidente relacion entre
performatividad y realizacion escénica.
La realizacion escénica es la esencia de lo performativo: el cuerpo, en su particular materialidad, es el
resultado de una repetición de determinados gestos y movimientos. Asi pues, la identidad -como realidad
corporal y social- se constituye siempre a través de actos performativos. ‘Performativo’ significa en este
sentido, sin duda, como en Austin: constitutivo de realidad y autorreferencial. Mientras que para Austin el
criterio mas importante es el de «exito» o «fracaso» Butler se pregunta por las condiciones fenoménicas de
la corporización. (Fischer, 2011,pág. 58)
Para Merleau Ponty el cuerpo es «un proceso activo de corporización de determinadas posibilidades
culturales e históricas». Para Butler el proceso de generación performativa de la identidad es un proceso de
corporización (embodiment). En el concepto de performativo propuesto por Butler se percibe claramente su
potencial, ya apuntado por Austin, para acabar de raíz con las dicotomías. En los actos performativos y con
los actos performativos, se constituye el género y la identidad en general. La comunidad ejerce violencia
corporal sobre el individuo. Pero al mismo tiempo estos actos brindan la posibilidad de que en ellos, y con
ellos, cada individuo se cree a sí mismo como tal y los actos perfromativos desde la ruptura buscan esa
construcción individual fuera de lo social. (Fischer, 2011,pág. 55)
Varias artistas trabajan la construcción de la identidad de género desde las repeticiones performativas de los
canones de belleza, de relato histórico o de lugares donde se las estereotipa socialmente.

Majo Arrigoni viene realizando una serie de los retratos de artistas cordobesas contemporáneas: Vale
/ Sofia / Eugenia/Mariana/ Julia/ Diane (Cada una media 70x90cm, acrílico sobre lienzo año 2019) “En el año 2018
comencé a retratar mujeres. Se trataba de un insistente ejercicio de pensar la mujer a través de la pintura en
consonancia con el espíritu de un tiempo de encendida lucha por la conquista de derechos, y atravesada
asimismo por mi primer embarazo y posterior maternidad. Durante este proceso, comencé a preguntarme
por las mujeres artistas en la historia del arte de Córdoba, aquellas de otro tiempo con quienes pudiera
poner en diálogo mi obra, e indagando en libros, catálogos y archivos, me encontré con un inmenso vacío.
Desde la certeza de que hasta los años 80 no se le ha dado entidad a la mujer en el campo del arte, me
propuse una suerte de reivindicación retratando hoy a mis contemporáneas” escribe la artista. La accion de
retratar escribe una parte de la historia que ha sido omitida por los historiadores del arte.


CUQUI con su obra Pandemia de obesidad: desmembramiento de Nestlé, Kellogg´s y Coca-Cola Company.
Nociones empíricas de moralina grasosa versus monopolios multimillonarios propuso un video y un texto en
una sola obra. El texto de Charlotte von Mess (uno de los varios alter ego de la performer) fue traducido
por Ignacio Havre. Claramente nos devela un autoritarismo de belleza inalcanzable, un ideal imposible de
belleza fomentado por la misma industria que nos insita a un consumo desmedido, todo se sostiene por un
sistema desenfrenado que jamás se agota y jamás se alcanza. Mediante la estilizada repetición de actos
performativos se corporizan determinadas posibilidades histórico-culturales y sólo asi se generan el cuerpo,
en tanto que marcado histórica y culturalmente, como la identidad.
La corporalidad de la acción prevalece sobre la signicidad. Es decir, que la corporalidad no surge de los
significados que se le asignan a cada acción. Es, al contrario, anterior a todo intento de interpretación que
pretenda ir más alla de la autorreferencialidad de la acción. El efecto físico motivado por las acciones parece
prevalecer en este caso. La materialidad del acontecimiento no llega a adquirir el estatus de signo, sino que
produce un efecto propio de su estatus sígnico. Y puede que precisamente ese sea el que ponga en marcha
el proceso de reflexión. Una reflexión que probablemente se dirija menos a los significados atribuibles a
cada acción que a la pregunta de por qué una acción determinada ha desencadenado una determinada
reacción. Reviendo las relaciones entre las categorías de sentir, pensar y actuar.
Texto de Charlotte von Mess:
No eres gorda/ eres ancha de caderas/la que adelgaza/ es una gorda traicionera.
La Ogra
Somos responsables de lo que compramos, no de lo que comemos. ¿Alguien podría poner las manos en el fuego, asegurando que sus galletas de arroz sin sal agregada en verdad no tienen grasas trans, o por el pan
integral lactal asegurando que no tiene fructosa?
La pandemia de obesidad está causada en primer lugar porla Industria Alimentaria, vale decir: semillas alteradas + agroquímicos + la post producción (quitar las fibras y agregar sal y azúcar a grasas trans).
Es una falacia que desde el cinismo de las etiquetas en los paquetes se refieran a “porciones”. Dan a entender que si la ración de galletitas de chocolate es de tres unidades y comés todo el paquete, es tu
responsabilidad. La nutricionista Diana Kabbache dice que las grasas trans con azúcar y/o sal en dosis justas, mejoran la textura y el sabor de los alimentos, haciendo que no puedas parar de comer. De esa manera, se
estimulan los circuitos de recompensa y generan adicción; desequilibran la leptina, hormona que regula el apetito. No puede existir el concepto de “porción” en esas condiciones.
Si a esto le agregamos la presión social de la Industria de la Moda por estar debajo de IMC ideal, se crea, según Enric Corbera, un Conflicto de Silueta: una persona se mira al espejo, se ve gorda, siente asco hacia sí
misma y eso activa el glucagón que genera hipoglucemia (hambre).
Pero si no querés engordar, podés vomitar. O no comer.
Una de las primeras soluciones para alejarse de la obesidad es declararle la guerra anarquista a la Industria Alimentaria y dejar de consumir cosas procesadas. Pero eso lleva al otro lado, la delgadez que sí es aceptada
por el tradicionalismO dOminante. Entonces, ¿se es anaquista para en verdad pertenecer al sistema?
En la película Bohemian Rhapsody (Singer/Fletcher, 2018), era pertinente imaginar la escena en la que el médico le anuncia a Freddy Mercury que es HIV positivo (en un momento donde era una sentencia de
muerte), por otro diagnóstico: “Ud. tiene obesidad y el colesterol y los azúcares altos”. ¿Se hubiera generado una escena dramática y melancólica como la que se logró? No, los espectadores hubieran pensado:
“Freddy, dirty fat pig, dejá de comer”.
La obesidad es un problema que atañe a las personas “que no obedecen”. Sin embargo, comer cosas procesadas obligados por los mismos alimentos, no es algo libre. En lo que “no obedecen” los gordxs es a la
Industria de la Moda, ¿pero cómo se sienten con respecto a eso? Si quieren ser delgadOs, quieren pertenecer al sistema solo que no pueden.
Tanto los nutricionistas como los endocrinólogos miden los progresos de sus pacientes pesándolos: ¿no estarían incentivándolos a ser bulímicos? Porque si vomitás lo que que comés, adelgazás. Asocian el peso a la
salud y no están 100% relacionados necesariamente. Cuando te pesan te están juzgando.
Desobediencia gorda
Por supuesto que hay mujeres [sic] que necesitan perder peso, pero en muchos casos me he encontrado con que el sobrepeso no era el problema, sino la falta de fuerza (no conseguían hacer más de dos flexiones
seguidas) o la falta de resistencia cardiovascular (no conseguían correr más de 20 minutos seguidos). Por eso es muy importante que en vez de medir tu cuerpo por lo que pesa en la balanza, lo midas por lo que puede
hacer.
Fernando Sartorius
(Entrenador personal)
Una mujer nunca será lo suficientemente flaca. Cuando Cuqui hizo las fotos GORDAS BELLEZA HEGEMÓNICA (2018/19), medía 1,54 y pesaba entre 91 y 85 kilos. Tenía el azúcar levemente alto luego de una curva de
glucemia y también el colesterol, o sea que se la podría catalogar clínicamente como “enferma”. Sin embargo, cuando ella pesaba 25 kg menos diez años antes, también era considerada gorda. ¿Entonces? ¿Qué
diferencia hay para ella entre pesar 25 kg más o 25 kg menos a nivel social?
Virgine Despentes en Teoría King Kong dice algo importante: no se le ocurrió sacar su navaja para intentar defenderse de ser abusada sexualmente, pero con el tiempo se dio cuenta de que si sus agresores le
hubieran querido robar la campera que llevaba puesta, sí la hubiera protegido. Mujeres educadas para ser violadas. El problema del gordx es si agacha la cabeza como si de verdad creyera que ha hecho algo mal, si el
gOrdOfÓbico fuera él.
Nosotros no comemos, nos venden la comida. ¿Cuántos millones ganan los fabricantes de galletitas? Con ese nivel de ganancias, ¿todavía se puede seguir creyendo que la responsabilidad es de los consumidores? ¿Y
si la Cajita Feliz viniera sin juguetes, y el agua, el té y las ensaladas sí trajeran regalos? No solo a la comida, también hay que resistirse a las publicidades millonarias. Es un problema de salud pública, no de dejadez
individual.
Frutas y verduras deformes
¿Cómo puede haber más de 2.000 millones de personas con sobrepeso u obesidad? ¿Cómo pueden los Ministros de Salud y algunos médicos (financiados por la Industria Alimentaria) decir que el azúcar no tiene
incidencia en la pandemia? Michelle Obama aceptó que multinacionales como Nestlé y Kellogg´s, entre otras, financiaran la campaña “Let´s move” y con ese acto le declaró la muerte a su propia iniciativa.
Hay un modo de liberación alimentaria y es el anarquismo, como dice la nutricionista Joan Gossow: “Negarse a comprar nada de las grandes empresas”, donde también entra el mostrarse “viejx” (mayor de 25 años),
“gordx” (por no tener un cuerpo esquelético). Y teniendo cuidado de no caer en el puritanismo de los alimentos orgánicos: “yo como sano”. Si los logros no son colectivos, ¿no es en verdad “haber ganado”, seguir
compitiendo, una cuestión individualista?
No binaries / duales
¿Por qué manejarse con el binarismO gordx/flacO? Si no sos flacO, sos gordx y viceversa.
Paul B. Preciado dice: “No creo que exista la feminidad ni la masculinidad, solo son ficciones políticas normativas”. Se podría decir lo mismo acerca de la gordurx: cambiando “feminidad” por “obesidad” y
“masculinidad” por “delgadez”.
Gordxs trans, flacOs cis.
Sobre moralistas: sale a sermonear el mojigatO que tienen en su interior
Si hubiera visto un cuerpo como el mío en Cosmopolitan cuando era niña, me habría cambiado la vida.
Tess Holliday
(Modelo de talla grande)
Tess Holliday es obesa, si pudiera adelgazar ya la hubiera hecho. O si le interesara. ¿Qué les importa a los demás si llegará a los 60 años de edad o no? ¿Desde cuándo a un juzgadOr le interesa la salud de otra
persona? Lo importante de ella es que no se esconde. ¿Estarían más cÓmOdOs si estuviera encerrada en su casa o avergonzada bajo un gran trapo negro?
Las personas que rechazan a Tess Holliday por cuestiones de “salud”, de “ser un mal ejemplo”, entonces también deberían rechazar las imágenes de Lady Di del día de su boda porque era bulímica.
Contemplar a Tess da tranquilidad, tal vez porque no es una exigencia ser gorda. De alguna manera, las imágenes de mujeres mayores de 70 años luciendo felices consigo mismas no dan ganas de dejar de tener 25
años, dan ganas de vivir tengas la edad que tengas.
Ver a alguien con mastectomía en la playa haciendo top less no genera deseos de pasar por el quirófano para extirparse una mama. ¿Es apología de la mutilación? Es una persona en la playa. Punto. Lo que uno puede
hacer es observar las propias que están fofas, o son muy chicas o muy grandes o verdes fluo, en síntesis no gustan y son juzgadas, para dejar de hacerlo: permite verse de nuevo con otros ojos y otros parámetros.
¿Tess está enferma a nivel salud por ser obesa? ¿El problema que ella “nostrae” es un posible hígado graso o que haya roto el parámetro con el que medían su belleza/erotismo?
El 80% de las semillas pertenece a las multinacionales; el 20% restante pertenece a las comunidades.
Carlo Petrini
(Fundador del movimiento Slow Food)
.*.
Tenemos niños de seis meses obesos, ¿se supone que tienen que hacer dieta y ejercicio?
Dr. Robert H. Lustig
(Endocrinólogo pediátrico)
.*.
Yo siento que si tu alimentación es engordar a alguien para comértelo, eso lo vas a reproducir en todos los niveles.
Liliana Felipe
(Compositora, cantante y activista vegana)
.*.
Gorda es una construcción política, es un discurso pensado para que las mujeres vivamos en una constante frustración, para que entreguemos nuestra autoestima al servicio de la aprobación ajena.
Irantzu Varela
(Periodista y militante feminista)
Nota del traductor: Las O mayúsculas son en referencia a los CEOs de las Industrias Alimenticia y de la Moda, o sea varones hétero/homo cis y a todoslos que reproducen sus conductas de dominio patriarcal
independientemente de su identidad de género.

Judith Leroux con su Autorretrato de un no cuerpo (Fotografía toma directa del año 2013) nos dice: “El cuerpo es
una construcción social, la mirada del otro nos sirve para reconocernos; juego virtual entre la individualidad
y lo social. Un lugar donde los espejos se resquebrajan; se reproducen y visualizan devolviéndonos una
imagen corporal, que se desea ver. Y en ocasiones se prefiere negar. Como me veo y como ven; son juegos
perversos y desiguales. La representación de mi propio cuerpo me esclaviza; me transformo en una imagen
que me amenaza, delata y juzga.¿Y si el cuerpo, no forma parte de esa mirada inclusiva y de aceptación por
parte de la sociedad? entonces ¿el no pertenece?, ¿no existe? ¿ese cuerpo, sería un no – cuerpo? La
negación de tu propia identidad, tu corporalidad y tu existencia. O como dice Butler, la posibilidad en esta
dicotomía de crear un modelo modelo indentitario.

Maria del Carmen Cachin mostró una serie de registros de NO SOMOS MUÑECAS (Registro de performance Paulo
Jurgelenas, 4 fotos de 35 x 45 cm año 2006) Cachin nos dice “La sociedad ha cosificado históricamente a las mujeres.
Hemos sido y somos tratadas como objetos. Se nos ha impuesto una manera de comportarnos. La educación
que hemos recibido en general ha buscado imponer un rol de sometimiento y de adecuación a las normas.
A través de la publicidad y el mercadeo se espera que nos vistamos y nos veamos como muñecas. Que
seamos delgadas, suaves, dóciles, bellas, débiles y sobre todo sumisas. Que sepamos agradar a los hombres.
Como si fuéramos un apéndice, ¡si hasta se nos ha dicho que hemos salido de su costilla!. Nuestro momento
ha llegado. Hemos de deconstruirnos y romper esas estructuras. Rebelarnos contra esas imposiciones
machistas retrógradas. Es hora de actuar”. La deconstrucción de un modelo identitario que se vive como
impuesto.

Julia Tamagnini con Princesa en Pequeños Portales realiza una Fotoperformance en microrelato
(Registro Mónica Jacobo. Museo Evita – Palacio Ferreyra, 2019) en contraposición o dialogando con la idea de Cachin de
“No somos muñecas”, la mujer princesa amante del rosa y de modales dulces desenmascara esta
construcción social identitaria desde la puesta en escena en un espacio como el Palacio Ferreyra.
Fatima Pecci Carou (ST-Pintura sobre tela de 50 x 70 cm año 2018) continúa desde el animé (y su activa presencia en
el imaginario de las nuevas generaciones de mujeres) esta revisión de los estereotipos femeninos, los
gustos, los colores, las poses. Vemos claramente en estos relatos como la identidad de género es una
construcción, una repetición de actos sociales y performativos que nos van definiendo genéricamente, pero
que también nos abren la posibilidad a una re-definición de los términos.

Soledad Videla en Sala de estar (Registro de acciones 2010-2018) realiza un acercamiento a las comunidades de
mujeres Gitanas de Córdoba y Salta, los videos muestran algunos bocetos de este trabajo que roza lo
antropológico, ella se acerca y convive con estas mujeres, permitiendo un diálogo desde donde la curiosidad
permite un proceso de desprejuiciamiento de una comunidad de la que poco sabemos en realidad. Lo que
entendemos como documento y repetorio tiene una cuestión de grados y variables, muchos documentos
son repertorio en determinado momento. Las acciones y las performance nos permiten re-evaluar lo que
sabemos a partir de textos y comportamientos y a la vez nos exige cuestionar las definiciones mismas del
conocimiento y replantearnos preguntas como ¿Cuáles son las fuentes válidas y autorizadas del
conocimiento? ¿Quiénes son los “expertos”?

Arte y transmisión de conocimientos

Las disciplinas académicas tradicionales del siglo XIX se caracaterizaron por definir fronteras y fijar límites
que definieran los campos de saber en unidades discretas y abarcables. Un fenómeno como el de la
performance no se podría estudiar dentro de formaciones disciplinarias estáticas y fijas. Campos
posdisciplinarios como los estudios culturales y los estudios del performance surgen de ese momento en el
que se hace necesario relacionar lo político con lo artístico y con lo económico. El campo de los estudios de
performance cuestionó la academia a fines de los sesenta, buscando trascender las separaciones
disciplinarias entre antropología, teatro, lingüística, sociología y artes visuales. Enfocándose en el estudio del
comportamiento humano, prácticas corporales, actos, rituales, juegos y enunciaciones.
Posdisciplinario fue el término propuesto dentro de estos estudios porque el campo surgió claramente de
disciplinas pre-establecidas. En lugar de combinar elementos de dos o más campos intelectuales (definición
de lo inter o multidisciplinario), el campo de los estudios del performance trasciende fronteras disciplinarias
para estudiar fenómenos más complejos con lentes metodológicos más flexibles que provienen de las artes,
humanidades y ciencias sociales.
Los objetos de análisis incluyen textos, documentos, estadísticas: archivo y también actos en vivo:
repertorio. La memoria de archivo se registra en documentos, textos literarios, cartas, restos arqueológicos,
huesos, videos, disquetes, etc. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 13)
“Tal como el archivo excede a lo ‘vivo’ (ya que perdura), el repertorio excede al archivo. El performance ‘en
vivo’, no puede ser capturado, o transmitido a través del archivo. Un video de un performance no es el
performance, aunque generalmente viene a reemplazarlo como objeto de análisis (el video es parte del
archivo; lo que se representa en el video es parte del repertorio). Pero eso no quiere decir que el
performance, como comportamiento ritualizado, formalizado, o reiterativo, desaparezca. Los performances
también se reduplican a través de sus propias estructuras y códigos. Esto significa que el repertorio, como el
archivo, es mediatizado. El proceso de selección, memorización o internalización y transmisión ocurre
dentro de sistemas específicos de representación a los que a su vez ayuda a constituir. Muchas formas de
actos corporales están siempre presentes y en un constante estado de reactualización. Estos actos se
reconstituyen a sí mismos, transmitiendo memoria comunal, historias y valores de un grupo o generación al
siguiente. Los actos encarnados y sus representaciones generan, registran y transmiten conocimiento”. Th e
Archive and the Repertoire, Durham, Duke University Press, 2003: (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras,
2011, pág. 14) Por su capacidad de persistencia en el tiempo el archivo supera al comportamiento en vivo.
Tiene más poder de extensión; no requiere de la contemporaneidad ni coespacialidad entre quien lo crea y
quien lo recibe. El repertorio, por otro lado, consiste en la memoria corporal que circula a través de
performances, gestos, narración oral, movimiento, danza, canto; además requiere presencia: la gente
participa en la producción y reproducción del conocimiento al “estar allí” y formar parte de esa transmisión.
La memoria corporal, siempre en vivo, no puede reproducirse en el archivo. (Diana Taylor- Marcela Fuentes
Editoras, 2011, pág. 14)

Adriana Bustos en “Psilocibina” ( grafito sobre canvas- 2011.100 x 103 cm-Colección José Lorenzo) registra
manualmente una registro científico, una molécula del alucinógeno que ha generado conocimientos mas
allá de lo que lo occidental ha codificado de nuestra cultura originaria, estos alucinógenos han sido utilizados
por los chamanes ancestralmente para curar y conectar con nuestros cuerpos sutiles. La ciencia occidental
nos ha reducido el conocimiento al cuerpo físico, nuestras culturas originarias entendían nuestros cuerpo de
manera más sutil y compleja. Los rituales a partir de secuencias de conducta restaurada: acción y stasis
coexistían en el mismo suceso. Una sensación de bienestar fluía de las representaciones rituales: la
comunidad, los ancestros y los dioses participaban, simultáneamente, de haber sido, ser y llegar a ser. Las
secuencias de conducta se representaban cientos de veces y los recursos mnemotécnicos aseguraban que
las representaciones fueran transmitidas durante numerosas generaciones con escasas variaciones
accidentales. Tal constancia en la transmisión es aún más asombrosa porque la conducta restaurada
involucra la toma de decisiones.
La conducta restaurada es “yo comportándome como si fuera alguien más” o “como si fuera además de mí
mismo”, como en el trance; pero este “alguien más” podría también ser “yo en otro estado de ser o existir”,
como si hubiera múltiples “yo” en cada persona. La diferencia entre otras “formas de presentación del yo”
es una diferencia de grado, no de tipo.

Agustina Lallana (Mujeres de Chamanes-Putumayo Colombia año 2016/2018) Performance podrá ser un
término reciente, pero muchas de las prácticas que asociamos con la palabra han existido siempre en
América. Este tipo de afirmación llevó a muchos a señalar al campo emergente de estudios del performance
como ahistórico, o incluso, antihistórico. Una historia que se limita a documentar las innovaciones artísticas
en términos de hombres ilustres elude a los muchos actores sociales que contribuyen al conocimiento.
Performance, como acto reiterado, hace visible otras trayectorias culturales y nos permite resistir la
construcción dominante del poder artístico e intelectual. De esta manera, los estudios del performance se
prestan a proyectos anticolonialistas. Aunque la palabra puede parecer extranjera e intraducible, las
estrategias performáticas están profundamente enraizadas en América desde sus orígenes; aztecas, mayas e
incas, entre otras etnias nativas, contaban con prácticas como el canto y el baile para transmitir sus
historias. (Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras, 2011, pág. 18)

Celeste Martínez con su obra Didáctica (Fotografia lamba print de 180 X 100 cm. Serie 2/5 año
2001.Colección Atilio Bugliotti) genera una ficción dentro de un espacio reconociblemente ligado al ambito
de las ciencias de la salud, el Hospital de Clínicas y su morgue con este personaje clonado que claramente
marca ciertas identidades en su vestuario: un vestido blanco que contrasta con su tez trigueña . Martinez
suele trabajar los lenguajes cientificos desde su obra, corre los límites entre la estética de ambos y desdibuja
las fronteras de la supuesta objetividad científica.

Zoe Di Rienzo con su Mapa político de Córdoba con un collage plateado a la hoja de 24 x 19 cm (Colección
José Lorenzo) también nos lleva a otra frontera entre la geografía, la pedagogía y el afecto de un territorio
que identificamos como propio. Hasta donde ese espacio plateado nos pertenece, cuánto hay de real en su
trazo y cuanto de representación que hemos interiorizado a través de los años escolares.

LOS DIARIOS COMO RECONSTRUCCION DE UN RELATO DE IDENTIDAD
Los diarios íntimos desde nuestra más tierna pubertad han sido un tipo de escritura-collage identificada con
cierto estereotipo femenino, que debía mantener en la intimidad el deseo, el erotismo, las fantasías y los
sueños de no ser quizás lo que socialmente nos exigían. Así como las manualidades en general hay
lenguajes que hoy atraviesan las prácticas artísticas pero que habían sido exclusivos de lo femenino (desde

Romina Castiñeira en Homenaje a la niña que fui, 2019 (Fotografía tomada el 12 de mayo de 2018)
Acompaña el registro de un espacio publico(o sus restos) con su experiencia personal de formación en ese
espacio, se cruzan lo publico y lo privado, lo individual y lo social en este registro: “Nací en 1985 en
Argentina; vivo y trabajo en Córdoba.
Desde los cuatro años hasta los veintidós bailé en el Teatro Comedia. Recorrí el escenario, las bambalinas y
los vestuarios; conocí sus palcos y sus butacas; me dieron el primer beso en uno de esos pasillos. Aprendí a
coordinar mis movimientos, a seguir el ritmo del tiempo en el espacio y sobretodo, a registrar mi cuerpo y el
dolor. El día 28 de junio de 2007, a las tres de la mañana, el Teatro Comedia comenzó a incendiarse.”

Graciela De Oliveira ÓN/ÓN. Relatos biográficos en dos “texturas” en las diversas versiones
de: “demolición/construcción de mi diario visual-construcción de memorias en mi red afectiva”
traza desde su propia experiencia con el registro fotográfico histórico de su cuerpo atravesado por
las crónica de una red de mujeres a quienes solicitó sus biografías para poder trazar un mapa de
vínculos afectivos entre la memoria, la experiencia y la red de contención generada por los
cuerpos próximos.

Belkys Scoliameri (12 piezas de tamaños varían entre 0.18 x 0.10m y 0.30 x 0.37m que
comenzo en el año 2007 y continua) Mezcla en un diario de apuntes gráficos las coordenadas
de su existencia particular: foto digital, foto estenopeica, serigrafía en tela y papel, dibujo,
acuarela. El mismo dibujo sobre planos de diferentes ciudades marcaron los puntos de las
“derivas” llevadas a cabo a partir de 2007. Este conjunto de imágenes pertenecen al
punto cardinal de dichas experiencias.

Mariana Robles narra con su Calendario de la Ausencia ( 31 dibujos sobre papel de 15 x 21 cm cada
uno del año 2019) “Un día de otoño, en una mañana inolvidable de 1991, mi padre muere. Aún recuerdo lo
que veían mis ojos, esa perspectiva desde la cama de mi infancia; la mirada rebotando en el aire de la casa,
entrelazando las sombras al piso y los rayos tenues del sol. Luego, la puerta abierta y la voz de mi madre
fantasmagórica, un vago eco sin fuerzas. Ese ambiente lúgubre lo anunciaba todo, la realidad suspendida en
mi visión de tinieblas y la inmediata certeza de lo trágico.
Un año antes habíamos viajado juntos a Buenos Aires y en un paseo por la ciudad fuimos a un lugar de
antigüedades, él se compró un par de zapatos marrones, yo elegí un estrafalario vestido rojo y verde. Me
encantaba, aún lo tengo guardado entre mis tesoros que son pocos, era demasiado antiguo y hasta me
quedaba un poco chico, pero igual lo usaba. Estábamos muy felices con nuestros nuevos vestuarios. Cuando
volvimos a Merlo mi mamá no podía creer que hubiésemos adquirido esos disfraces y me dijo que el vestido
era, literalmente, de la época en que su abuela era chica. Yo seguía feliz. El vestido era de novela, todo de
raso, brillante, con una pechera y lazo ancho, la falda con cuadros rojos y verdes, volados en los hombros,
puños fruncidos, una pinturita!
Cuando pienso en las horas que ya pasé sin él me doy cuenta que, ese transcurrir, suma más que todo aquel
que estuvimos juntos. Pero sí recuerdo a la inversa, mis primeros años, las fotografías de niña, la multitud de
imágenes a las que vive adosado, descubro que el tiempo es otra cosa: es materia plegándose en mí, como
se pliega la cinta roja en la pechera estridente de mi vestido. En esa fisura de lo real es donde él se quedó
prendido, habitando un mundo que lo detiene en la ausencia y que en el día a día de lo que me falta, se
inscribe. Esto ha sucedido y esto sucede, en los pliegues de los pliegues, en la forma de las formas, dibujo
tus ojos entrando en mi tiempo.”MR

Canello Elisa 30 01 96 y 24 11 94 (21 x 16 cm Grafito sobre papel año 2013-Colección José Lorenzo) marca
con la fecha de la fotografia el borramiento de sus cuerpos, de sus rostros, la memoria es mas fuerte que la
ausencia y el registro del album familiar pierde gestos pero no consistencia. El peso de la memoria familiar
nos alcanza mas allá de nuestros intentos por desdibujarlo.

Indira Montoya, Un gesto ascendente Bocetos sobre las 6:45 am en una isla del Paraná
(Apertura de diarios, estudios y procesos de trabajo para una acción-movimiento de Efimerodramas.
Trabajo en proceso. 2018-2019) nos cuestiona “Cómo se mueve el cuerpo en un sistema de islas-fragmentos,
en el bioma humedal, en medio de la bruma, en medio del agua, en el entre que se forma en medio del agua
y la tierra. El barro discute los absolutos y los une. ¿Qué une los cuerpos? ¿Cómo es la lentitud de las ondas?
¿Cómo es el trayecto en medio de las lianas? La línea recta del horizonte, el río como una pared sonora, el
deslizamiento de barcos y camalotes como patrias errantes. ¿Cómo se aprende un paisaje con el cuerpo?
Volvernos más insecto, más reptil, menos sólidos, más itinerario. La luz se rompe en millones de fragmentos
porque todo refracta y todo brilla. Cómo pasamos del agua líquida al vapor que asciende como bruma y
forma un sistema complejo de aparición y descubrimiento. ¿Qué es la danza o una danza de pantanos, de
bifurcaciones y de desocultamientos?” Compartiendo fragmentos de un diario de una residencia en una isla
del Paraná.

Cecilia Candia Mapa mental de sueño y Mapa mental con ocurrencias (30 x 42 cm Microfibra
sobre papel año2007. Coleccion Atilio Bugliotti) despliega gráficamente cierta narrativa interna
autobiográfica durante el sueño y durante la escritura. Aquí el lenguaje es performativo como
parte de la cosntruccion gráfica que construye una historia no lineal.

Paola Sferco en Diálogo con una cámara de video. Retrospectiva (VHS y minidv, Duración: 08:15 año 2013)
La obra es una compilación de pequeños fragmentos de videos realizados entre 2001 y 2008. Refleja una
etapa de producción y a su vez las tecnologías de uso habitual en esos años, la cámara como interlocutora
de este personaje femanino que s e pone en distintas situaciones domesticas que la atraviesan desde le
humor, la reflexión y el ridículo.

Claudia Santanera Caranday (Instalación-Medidas variables año 2018) es un frangmento del diario manual
que llevo a cabo la artista como proceso paralelo de la producción de una muestra donde la artista abordó
desde lo artístico la manualidad, esa hija no deseada de las bellas artes que siempre ha quedado fuera de los
relatos institucionales. Poniendo a las manualidades en escena, dando lugar a esos lenguajes que han sido
relegados históricamente a segundos lugares.

Abordajes históricos

La historia ha sido contada generalmente por quienes han tenido el espacio para poder
contarla, quienes han ocupado los lugares jerárquicos y han podido dar su perspectiva de
las cosas, una mirada parcial que mayoritariamente ha sido masculina. Aquí algunas
versiones femeninas del relato histórico.

Verónica Meloni ST (Objeto de 200 x 150 cm.Acrílico termoformado e impreso, perfil de chapa pintado, leds
y cableado-Edición 1 de dos .Colección Atilio Bugliotti) Realiza una investigación de los diferentes logos de
IKA-KAISER empresa que organizó las Bienales Internacionales de Arte desde Córdoba en paralelo a los años
de oro del Instituto Ditella, momento donde pareciera que estábamos al mismo nivel que la capitales del
mundo, al menos desde la innovación artística. Fue un evento sin precedentes, de alguna manera igual que
el Di Tella que logro un posicionamiento internacional de los artistas argentinos.
Susana Pérez con “Retrato de mi padre “ (Fotografía toma directa de 41,5 x 57 cm,Colección José Lorenzo)
afirma este relato histórico contados por los hombres, su padre en Córdoba es cuasi sinónimo de la hitoria
de la fotografía. Ella retoma su oficio, en blanco y negro con un retrato frontal donde se mira, como un
reflejo desde donde narrar con voz propia. Bibiana Fuchieri con Mujeres del Cordobazo (Foto de archivo donde está
Nene Peña, unica mujer ala que le hicieron Concejo de Guerra. Copia sobre canvas de 90 x 180 cm) realizo una investigacion a partir de
la ausencia de muejres en las fotografias del cordobazo, muchas de ellas habian sido recortadas y excluidas de la escena; ella
recosntruye estos relatos, indaga y rescata a quienes fueron figuras claves borradas del relato del hito histórico cordobés.

La Colectiva Las histeriqas las MuFas y las otrxs fue un grupo de Prácticas Feministas que trabajo en
Córdoba desde 2004 al 2015, salían por las calles con un carrito de supermercado llevan profilactivos,
fancines y grafica informativas sobre los cuidados/derechos de reproducción en un momento deonde aun
estos temas no eran parte d ela agnda mediatica.
Crear es resisitr, resistir es crear*
La colectiva “Las histeriqas las MuFas y las Otras”, fue una organización feminista y anticapitalista que se constituyó en la ciudad de
Córdoba en el año 2004. Esta colectiva autogestiva emergió de la confluencia de acciones y deseos de muchas compañeras que ya
veníamos militando en varios espacios feministas y lgttbqi. Surgió con el ímpetu de salir a las calles a expresarnos, en forma conjunta y
creativa, sobre las problemáticas causadas por el patriarcado capitalista. Las actividades abordaban temáticas nodales como la
violencia de género, el derecho al aborto y la diversidad sexual, buscando respuestas en forma colectiva, reivindicando libertades e
igualdad de derechos, rebelándonos antes las opresiones que vivíamos (y vivimos) la mayoría de las mujeres y el colectivo lgttbqi. Con
este deseo de transformación confluimos en las calles, realizando intervenciones en el espacio público, produciendo textos, poesía,
graffitis, murales, debates, talleres, programas radiales, ciclos de cine, radios abiertas, asistiendo a los encuentros nacionales de
mujeres, generando articulaciones con otrxs espacios. En suma, creando colectivamente.
La changuita violeta
Como parte de las intervenciones callejeras, ideamos un dispositivo que llamamos “la changuita violeta”. Con la intención de llevar
información a otros lugares, y socializar lo que conocíamos del feminismo, este changuito de supermercado renombrado desde nuestra
identidad, cargaba todo tipo de contenidos publicados en volantes, folletos y revistas, prevención de VIH, el Derecho al Aborto Seguro y
Gratuito, la diversidad sexual, etc. La “changuita” formó parte del paisaje local que junto a nuestras voces ampliadas por el megáfono
gritábamos: “mujer que se organiza no plancha más camisas”, “manolo manolo hazte la cena solo”, “anticonceptivos para no abortar,
aborto legal para no morir”.
HMYO
*Stephan Hessel
http://histeriqasmufasyotras.blogspot.com/

El paisaje asi como la historia han sido relatos contados por los hombres, quienes han tenido los espacios y
la voz para narrarlos. Géneros históricos del arte, abordados por los hombres desde el romanticismo y el
simbolismo al impresionismo han sido los hombres quienes salieron a representar la naturaleza, ya que las
mujeres eran la naturaleza y muchas veces fueron parte del paisaje.
Cecilia Casenave con Parcelas I-II-III (3 back lights de 30 x 45 del año 2016, Colección Atilio Bugliotti) realiza
tomas directas de paisajes frontales, virados al blanco y negro y copiados en material traslucido vuelve a
estas parcelas espacios bucólicos.

Julia Romano en su Serie Estudios sobre el Paisaje / Gainsborough y Constable (fotografía y collage digital
Impresión inkjet sobre papel Moab Colorado Fiber Gloss 245 gr. Copia única, 2012. Colección José Lorenzo)
interviene los paisajes de los pintores ingleses con fotografías de las sierras cordobesas, ambos paisajistas
fueron amantes de su entorno y lo retrataron desde un romanticismo simbólico que Romano retoma desde
la tradición local del paisajismo cordobes.

Lucía del Milagro Arias con su “Elefante” (Pintura sobre madera de 32, 48 x 32,48 cm, Colección José Luis
Lorenzo) propone una estética que nos remonta a cierta pintura escolar de pinceladas sueltas monocromas.
Dolores Esteve con la serie Escenarios (fotografía toma directa de 41,7 x 57 cm, Colección José Luis Lorenzo)
usa el paisaje como lugar de puesta en escena de sus diálogos imaginarios, traducidos sobre la naturaleza.

FINALMENTE SE EXPONE LA INVESTIGACIÓN DE ORGANIZACIONES EN TERRITORIO
INFORMACION PARA ACERCARSE A CADA UNA DE ELLAS
ORGANIZACIONES EN TERRITORIO
Fondo de Mujeres del Sur
El FMS es una fundación feminista que trabaja para transformar las realidades de las mujeres y personas LBTIQ+ y sus comunidades. Movilizan recursos para apoyar a grupos y organizaciones y fortalecer los
movimientos feministas y de la diversidad como protagonistas del cambio social. Promueven la construcción de sociedades libres, justas y equitativas en las que todas las personas gocen del cumplimiento de sus
derechos y puedan vivir plenamente, libres de violencias.
www.mujeresdelsur.org – @fmujeresdelsur – fondo@mujeresdelsur.org
Cicsa Córdoba
Cicsa es una ONG sin fines de lucro que trabajan en la planificación y ejecución de programas y proyectos sociales de diversa índole a nivel local, nacional y regional abocados al derecho a la vivienda y la ciudad en sus
dimensiones territoriales, culturales y legales; al derecho de las mujeres a ciudades seguras; al desarrollo local y la gestión del territorio; a los espacios públicos y servicios urbanos y su impacto diferencial según
género; a la vida cotidiana y uso del tiempo; a la gobernabilidad, la ciudadanía y el rol de los gobiernos locales y las políticas públicas.
www.ciscsa.org.ar – @ciscsacba – ciscsa@ciscsa.org.ar
Socorristas Córdoba hilando
Organización feminista que acompaña a las mujeres que deciden abortar a que lo hagan de manera segura, cuidada y efectiva con información de la Organización Mundial de la Salud. A partir de estos
acompañamientos generan saberes sobre la realidad de los abortos en Argentina y luchan por el aborto legal, libre y gratuito.
www.socorristasenred.org – @socorristascordahilando -socorristascordobahilando@socorristasenred.org
AMMAR – Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas
AMMAR es un Sindicato de trabajadoras sexuales que trabajan por el respeto de los derechos humanos y laborales del sector. AMMAR lo conforman mujeres mayores de edad, que por decisión y voluntad propia
eligen el trabajo sexual como modo de supervivencia.
www.ammar-cordoba.org – @ammarcba – ammarcordoba@gmail.com
Ni una menos Córdoba
Ni una menos Córdoba es un grupo de periodistas, artistas y comunicadores que de manera autoconvocada se reúnen en asamblea para denunciar y condenar el femicidio a través de un acto público y de protesta.
Trabajan en la instalación de una agenda pública capaz de presionar socialmente para que losfemicidios y cualquier tipo de violencia contra la mujer sea tema prioritario tanto local como nacional.
www.niunamenos.com.ar – @niunamenoscba – niunamenoscordoba@gmail.com
ATTTA – Asociación de travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina Filial Córdoba
Asociación que trabaja porla igualdad social de todas las personas trans y de distinta orientación sexual que se encuentran en una situación de vulnerabilidad o no, sin poder ejercer plenamente su ciudadanía,
posibilitándoles la oportunidad de inclusión educativa, sanitaria, laboral, económica y política.
www.attta.org.ar – @atttacba – atttacordoba2017@gmail.com
Mujeres Activando
Mujeres Activando se creó para brindar un espacio de contención y acción para mujeres movilizadas por la lucha contra la violencia, específicamente en barrio Villa Bustos de la ciudad de Córdoba. Se proyectan como
una gran red de mujeres organizadas en barrios periféricos de la Ciudad, en articulación con espacios universitarios y profesionales.
Colectiva Feminista FAUD
Grupo de mujeres autopercibidas, estudiantes y egresadas de la FAUD UNC. El espacio es de intercambio y reflexión teórica y política en temas relacionados a la ciudad, los territorios y las mujeres desde una mirada
feminista, incorporando el rol profesional y la formación académica como partes necesarias en este proceso de reflexión y de cambio de paradigma, hacia la construcción de ciudades más igualitarias.
@colectivafeminista.faudunc – feministas.faud.cba@gmail.com
Hilando las sierras – Colectiva artivista feminista
Colectiva Hilando las Sierras es un grupo de mujeres feministas ligadas al arte y la cultura que trabaja en la promoción y defensa de los derechos de las mujeres apelando al protagonismo y liderazgo, mediante
encuentros de artistas, conferencias, talleres, intervenciones y acciones callejeras, entendiendo al arte y a la cultura como gestores y promotores de cambios sociales en pos de la justicia social y la igualdad de
oportunidades.
www.hilandolassierras.org – @hilandolassierrasong – hilandolassierras@gmail.com
Mujerxs Habitadxs
Mujerxs Habitadxs es un colectivo por una cultura de la no violencia. Intervienen en terreno de lo social desde el arte, el juego, la creatividad, con perspectiva de género, intentando subvertir los mandatos sobre los
cuerpos, las sexualidades y los placeres. Así, lo que hacen, crean, producen toma lugar en procesos-espacios-territorios que vienen trabajando estos temas. Se vinculan con organizaciones e instituciones articulando
actividades concretas.
@mhabitadxs
Católicas por el derecho a decidir
Asociación civil sin fines de lucro impulsoras y referentes del derecho al aborto en Argentina. Promueve derechos de las mujeres desde una perspectiva ética, teológica, católica y feminista, especialmente los que se
refieren a la sexualidad y la reproducción humana a través de los espacios de reflexión y acción, buscando influir en la sociedad y en las iglesias en alianza con las diferentes expresiones del movimiento social local,
latinoamericano y global. Impulsan alianzas por el derecho a decidir de las mujeres y fortalecer las voces y estrategias por los derechos sexuales y reproductivos libres de violencias en Argentina.
www.catolicas.org.ar – cddargentina – cddargentina@catolicas.com.ar
Objeción denegada
Plataforma virtual para compartir experiencias e información sobre el acceso a la interrupción legal del embarazo, anticoncepción hormonal de emergencia y educación sexual integral. Organizan la información y los
testimonios en un mapa de la ciudad de Córdoba, identificando centros de salud, consultorios, obras sociales, dispensarios, hospitales e instituciones educativas de acuerdo a si garantizan o no los derechos
establecidos por la ley.
www.objeciondenegada.info – @objecion.denegada – objeciondenegada@riseup.net
Casa Comunidad – Espacio de no violencia
Espacio de acompañamiento, contención emocional, consejería legal y refugio temporal para mujeres y niñes en situaciones de violencia. Desarrollan campañas de prevención y sensibilización sobre violencia de
género, talleres recreativos, culturales, educativos, asistencia terapéutica, y promueven la incorporación de las mujeres en proyectos productivos que favorezcan su autonomía económica.
@casacomunidadcba – casacomunidadcba@gmail.com
Brigadas Feministas Populares Mala Junta
Mala Junta es una colectiva feminista, mixta y disidente. Las Brigadas son una propuesta para la organización, sensibilización y formación de compañerxs que quieran accionar colectivamente en diversos territorios
para seguir multiplicando lasluchas feministas. Generan un espacio de escucha, asesoramiento y orientación donde se promueve la toma de decisión consciente, autónoma e informada. El espacio ofrece información
sobre temas relacionados a la sexualidad, la concepción y el placer, transmitiendo información clara y validada científicamente sobre métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual y planificación
familiar.
brigadasfeministascba@gmail.com
Mujeres Músicas
Área de Sonar, asociación independiente de músiques de Córdoba. Junto a las mujeres del sindicato de músicos de Córdoba, articulan y tejen redes con otras regiones y provincias brindando capacitaciones y talleres de
formación para músicas y herramientas de autogestión. A su vez, generan ciclos de música en vivo, mesas de debate y charlas con el objetivo de conectar y representar a los 4 puntos cardinales del país.
Mujeres Músicas es también una publicación digital de recopilación de relatos de mujeres de ámbitos y territorios diversos de la música.
www.sonarindependiente.musica.ar – sonarindependiente – sonarindependiente@gmail.com
Programa de género, sexualidades y educación sexual integral de la FFyH de UNC
Espacio que vincula a la Universidad con la sociedad a través de distintos programas y subsecretarias producto de la construcción colectiva de docentes e investigadoras/es con trayectoria y trabajos en la problemática
de los géneros y el feminismo. Aportan a la transformación de las condiciones de desigualdades e inequidades existente en relación a los derechos humanos de las mujeres, varones y otras identidades, promueven
cambios culturales a partir de acciones de sensibilización, capacitación y difusión, potencian y facilitan una relación fluida entre los conocimientos y las acciones, producidas en la universidad y las organizaciones no
gubernamentales, movimientos de mujeres, feministas y gubernamentales, que aporten a la transformación de las inequidades. Representan a la Universidad y coordinan esfuerzos con organismos estatales y no
gubernamentales en la implementación de acciones positivas para mujeres, varones y otras identidades.
www.unc.edu.ar/extension – @unc.extension – prensa@extension.unc.edu.ar
FemGes – Área “Feminismos, Género y Sexualidades” – Perteneciente al CIFFyH de la UNC
FemGes se institucionalizó como resultado de diversas acciones llevadas a cabo por el Programa Interdisciplinario de Estudios de Mujer y Género, el cual nació como lugar de encuentro de docentes e investigadorxs del
CIFFyH interesadxs en las temáticas y problemáticas que, específica o prioritariamente, alcanzan a las mujeres. Analizando con conciencia crítica los múltiples aspectos de las vidas, las historias y los saberes de mujeres
y de otras/os sujetos que carecen de representación política, contribuyen a construir una sociedad más equitativa y justa. A partir del año 2014, el PIEMG se convierte en el Área FemGeS asumiendo la responsabilidad
social de promover el desarrollo de saberes y estrategias que contribuyan a la profunda transformación de prácticassociales injustas, desiguales y políticas inequitativas.
www.ffyh.unc.edu.ar/femges/ – femges.unc – femges@ffyh.unc.edu.ar
Fuegas / Feministas Unidas Elaborando Gastronomía y Afines en Sororidad
A partir de una feria, Fuegas se reúne en torno a las necesidades, expectativas y desigualdades específicas del rubro con una clara conciencia de la importancia de la inclusión de la cuestión de género en el sector. Se
busca construir otra forma de organizar el trabajo, la distribución y el consumo desde la perspectiva de la economía feminista ( Producción gastronómica sana y a precio justo).
@fuegascba
BordAmos por la Paz Córdoba
Bordamos por la Paz es una colectiva en memoria de las víctimas. A través del bordado los pañuelos se convierten en significado y significante, en símbolo de lucha y resistencia. La colectiva lleva mas de seis años
ocupando el espacio público, trabajando sobre diferentes casos de violencia, con el objetivo de contar, en cada pañuelo, la historia de la víctima. Recordar su nombre, su edad, su vida. Bordan como acción silenciosa,
íntima y pequeña. Comparten la acción y la llevan al espacio público dándole visibilidad a dichas historias.
@bordamosporlapazcordoba
Resistencia Trans No Binarie
Asamblea autoconvocada de personas trans y no binarias que brindan información sobre temáticas trans para personas trans por personas trans.
@infotranscba
Club de gordas Córdoba
Club de difusión del activismo y la generación de contenidos que sirvan para construir la historia y otorgarle visibilidad a las corporalidades e identidades no hegemónicas.
@clubdegordas_cordoba
El Telar. Comunidad de pensamiento feminista latinoamericano
FAC – Feministas en Asamblea Córdoba
Feministas Trabajando Córdoba
Espacio Virtual cercado y secreto que tiene como único objetivo ser una bolsa de trabajo por medio de la cual conectar a mujeres y disidencias, abriéndoles camino para trabajos y oficios tradicionalmente ocupados
por hombres, facilitando el acceso al mercado laboral y compartiendo experiencias autogestivas. Organizan ferias de trabajo feminista una vez por mes y moderan el grupo virtual como bolsa de trabajo. A su vez, en
articulación con la organización MINGA proveen un programa de microcréditos de CONAMI que consiste en financiar préstamos para actividades productivas de emprendimientos que se organicen en torno al
autoempleo.
Feria Feministas Trabajando
Espacio virtual que tiene como objetivo difundir y visibilizar el contenido de las Ferias Feministas en Córdoba. La realización de las ferias feministas surge de la necesidad de apropiar espacios públicos y compartir
producciones y servicios con lógicas de trabajo solidarias y autogestivas, revalorizando el rol de mujeres en las economías.
@feriafeministastrabajandocba
Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir – (Comunidad Mapuche).
Movimiento de mujeres que tratan temas estructurales que van desde la determinación de la tierra y el cuerpo, la economía, los “feminicidios” en las comunidades, educación y formación en prácticas ancestrales.
@movimientodemujeresindigenasporelbuenvivir
Tortas en la Calle
Organización que busca generar espacios de discusión acerca de las múltiples violencias que atraviesan a tortas, travas, putxs, trans, no binaries y todxs aquellxs que se encuentran fuera de la norma heterosexual. Los
debates se generan no sólo desde las redes sino también dentro de los espacios de afinidad o militancia. Se tratan temáticas sobre punitivismo, escraches, violencia en la calle, en la familia, en el trabajo y en los
diferentes espacios que se habitan. Generan pensamiento acerca de cómo construir vínculos sexo-afectivos que dejen de estar atravesados por la violencia y/o por lógicas heteronormadas, cómo habitar las amistades
y los espacios de afinidad y activismo de manera contenida y segura.
@tortasenlacalle – tortasenlacalle@gmail.com
Mujeres unidas por los barrios
Organización que aborda la problemática de la violencia de género en todas sus formas. No cuentan con personería jurídica pero están institucionalizadas como grupo de «Mujeres por los barrios». Cuentan con un
espacio abierto al público en el cual se reúnen todos los martes, con actividades que se vienen sosteniendo desde que empezó el grupo.
Centro Trans Córdoba
Las Histeriqas, las mufas y las otras
Colectiva feminista anticapitalista. Su activismo y militancia busca plantear al feminismo como un movimiento que desafíe toda clase de opresión, formas de explotación y dominación. Como colectiva, articulan al
interior de diversas redes y movimientos, tanto localmente como a nivel nacional: el Movimiento de Mujeres Córdoba, la Comisión Basta de Trata, la Campaña nacional por el derecho al aborto, y la red nacional de
Feministas Inconvenientes y en el Encuentro de Organizaciones. Además participan activamente en los Encuentros Nacionales de Mujeres articulando coyunturalmente con otros espacios de Córdoba para actividades
o reivindicaciones concretas y a nivel latinoamericano con distintas relaciones y encuentros desde el espacio de las Feministas Inconvenientes.
www.histeriqasmufasyotras.blogspot.com – hmyo.cordoba@yahoo.com.ar
Grupo intercultural de mujeres migrantes y cordobesas “concretando sueños” / Mesa migrante
Serie de encuentros e intervenciones culturales de mujeres migrantes en distintos territorios de la ciudad que se juntan a trabajar según la coyuntura y temas de trabajo en distintos barrios de Córdoba.
@mesamigrante
Feministas Silvestres
Movimiento conformado por compañeres militantes de distintos espacios, mujeres independientes, identidades disidentes y participantes de la Asamblea Abierta de Mujeres de Paravachasca, quienes entienden que
hay un amplio espectro de trabajo, organización y participación emancipatoria, feminista y pluralista que urge generar y construir.
@movimientofeministassilvestres

CONCLUSIONES
Las prácticas artísticas realizadas por mujeres en Córdoba desde principio de este siglo se acercan a los
conceptos de acción y performances que generan los archivos y repertorios de lo que podemos denominar
la “estética del acontecimiento” que actualiza el horizonte de la obra superando su status material. Estas
prácticas que muchas veces no se realizan en pos de una carrera artística profesional delimitada y surgen en
paralelo o en relación a otras prácticas como la militancia, la docencia, la maternidad, etc. se desarrollan por
fuera de las instituciones culturales legitimadas. Encontramos en ellas una manera de relacionar la
construcción de la identidad de género por fuera de los modos tradicionales del arte: sus museos, su relato
histórico, su circuito legimitante donde han sido sistematicamente excluidas e invisivilizadas las mujeres.
El arte de acción o perfromance, que podemos relacionar con las prácticas artisticas de género, son anti
institucionales en si mismas; escapan a las leyes de mercado y de objetualidad ya que buscan poner en duda
los límites establecidos por la legitimación de un orden patriarcal institucionalizado.

BIBLIOGRAFIA
Diana Taylor- Marcela Fuentes Editoras. (2011). Estudios Avanzados de Performance. Nueva York,
EEUU. Editorial del Fondo de Cultura Económica.
Erika, Fischer Litche . (2011). Estética de lo performativo . Madrid, España. Abada Editores.
De la Precilla, Fabiola (2016). Performance e iniciación,Ritos de pasaje en la obra de Joseph Beuys.
Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Ediciones Metal (No2).
La videoperformance Tren transiberiano. Sitio de la mirada y percepción del tiempo
De la Precilla, Fabiola (2018). La videoperformance: Tren transiberiano, Sitio de la mirada y
percepción del tiempo. Universidad Nacional de La Plata,Argentina. Ediciones Arkadin (No7).
Brea, José Luis (1991). Nuevas Estrategias Alegóricas. Madrid, España. Editorial Tecnos.