By

Papeles ajenos. muestra de Rodrigo Fierro

rf19 - copia

PAPELES AJENOS
Un proyecto realizado por Rodrigo Fierro en colaboración con Marcela López Sastre (curaduría), Marcela López
(investigación sobre biliotecas), Diego Villarruel (edición digital y copiado), Cecilia Sánchez (copiado),
Constanza Márquez (producción de viajes), Javier Ingignoli (montaje), Celina Truco (montaje), Gastón Sironi
(corrección de textos) y muchos amigos más.
MUSEO EVITA-PALACIO FERREYRA, Marzo 2018
con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes

PAPELES AJENOS
Rodrigo Fierro
Curaduría: Marcela L. Sastre
El ensayista ha de meditar sobre sí mismo, ha de encontrarse y “construir algo propio con lo propio”.
Georg Lukács.
Las bibliotecas van construyendo un paratexto que nos permite saber la búsqueda de Rodrigo a través de la palabra
que nos constituye como texto público y privado. La historia colectiva se construye a partir de la historia individual
que va generando vínculos, cruces, encuentros y desencuentros. Se trama una red simbólica y afectiva a través del
pensamiento escrito y por allí busca Rodrigo desde el registro fotográfico. Su herramienta visual es un hábito
adquirido, ha investigado la fotografía desde el paisaje, desde el retrato y desde su posibilidad como lenguaje que aquí
va más allá y ahonda en su relación con la palabra.
Lo público como anhelo, la pregunta como método, el ensayo como incertidumbre.
Los diversos espacios que recorre van desde las leyes que construyen el Estado como lugar institucionalizado que
normaliza el ámbito de lo público hasta la experiencia individual que edita su propio campo de interés, la identidad
particular del pensamiento, la ideología reflejada en la selección de libros que representan a quien los atesora.
En esta lectura minuciosa de la historia individual y colectiva hay un interés por el ser humano que excede la
militancia y los derechos, hay un interés por develar la sutileza y la profundidad de aquellas estructuras conceptuales
y simbólicas que condicionan y determinan el accionar de los sujetos insertos en una sociedad, asumiendo esta
interdependencia como una negociación permanente. De alguna manera Rodrigo circula entre las ciencias sociales y
el campo del arte, se permite desde su calidad de artista investigar con la flexibilidad que esta condición le otorga.
Investigar desde el canon científico presupone una suerte de preconceptos que el arte disuelve. Este corrimiento puede
no ser bien aceptado por las ciencias que sostienen protocolos de objetividad; lo cierto es que esta distancia con el
sujeto puede servir para sacar conclusiones y estadísticas pero no para comprenderlo. La objetividad y la intuición
están mucho más cerca de lo que parece, ninguna investigación prescinde de la intuición como guía que nos permite
llevar adelante una teoría o justificar una conclusión, ninguna investigación prescinde de la pasión de quien la lleva
adelante, del interés obsesivo de quien recorre los caminos ajenos para comprender mas allá de sí.
La muestra es un ensayo que recorre los diez últimos años de producción de Rodrigo, su investigación sobre el ensayo
per se es la guía para pensar asimismo la curaduría como un ensayo en el espacio que expande la posibilidad de
observar y ser observados.
“Ensayo desde los repliegues del lenguaje y sus acepciones: ensayo como prueba, como campo de ejercicio del
error, de lo indefinido.
Ensayar: asumir el proyecto de producción como un ensayo o prueba, abierta y cambiante.
Ensayo fotográfico documental de autor. Ensayo escrito reflexivo argumentativo. Ensayo
como ejercicio de prueba y error.” RF
La muestra comienza con un índice y un espacio-taller donde se invita a los visitantes a releer los textos, modificarlos
e intercambiarlos por otros. La idea de archivo o biblioteca nos permite pensar en la edición, la curaduría y la
selección como formas que escapan al acto creativo en sí mismo, abriendo el campo de acción al visitante para que se
sienta libre de cuestionar, participar y opinar sobre cada uno de los casos que ha investigado Fierro: el caso Olmos, en
sus dos causas contra el Estado de facto que adquiere una deuda pública durante la dictadura militar, La Biblioteca
roja desenterrada por un equipo forense del patio de Tomás Alzogaray, las imágenes rescatadas recientemente de
Pilcher que nos permiten descubrir una Córdoba incipiente en su urbanidad,
la relectura de Kant en referencia a la propiedad privada como concepto forjado y analizado con un especialista en
derecho, el documental sobre los tres fotógrafos del interior de la provincia de Córdoba en su oficio de memoria,
archivo y documento. Las bibliotecas públicas que dan origen y forma a nuestras leyes, las bibliotecas privadas que
permiten modificar el curso del deseo y de la historia, al menos personal. Las reflexiones sobre el bien común y la
propiedad privada, el paisaje como doble cara de una misma interpretación.
Iniciamos el recorrido con dos obras que ya fueron exhibidas anteriormente pero sirven como preámbulo: Cuidado
con la fotografía y Tiempo develado nos permiten ver cómo en la obra las palabras, las imágenes y los conceptos
tienen la misma categoría de huella y documento.
El pensamiento y la reflexión sobre “lo público” que inicia Rodrigo con una serie de pizarras donde va asimilando
esta frontera porosa, donde caligráficamente va probando la flexibilidad y la resistencia, observando cómo la acción
individual replica sobre lo colectivo y viceversa. La historia y la naturaleza: territorio o propiedad privada.
Las herramientas para esta aproximación son las que Rodrigo maneja desde hace tiempo: la fotografía y la palabra
articuladas al servicio del ensayo como herramienta de investigación.
Lo que une en todo caso a la filosofía y al arte es su insistencia sobre el objeto, lo que la distancia es su relación
con el concepto, de necesidad en un caso, de prescindencia en otro (Micaela Cuestas).
Rodrigo Fierro establece un acercamiento horizontal y desde allí traza el mapa por donde abordar sus aproximaciones
a la naturaleza y al terreno, a la memoria y al documento, al archivo y a la edición como relato.
Esta metodología pendular se detiene en algunos personajes que han sabido transitar este límite afrontando las
circunstancias con una heroicidad como la de Olmos, un ciudadano que dedica su vida a llevar adelante una causa
contra el Estado de facto, litigando por el derecho de todos a no pagar una deuda no adquirida en democracia. La
Biblioteca roja nos adentra en una experiencia íntima de recuperación de la memoria, la belleza de estos restos
atestigua la prepotencia de la palabra sobre el olvido del tiempo. Una biblioteca enterrada en el patio de una casa
familiar antes del exilio abre camino a un relato que transita estos espacios velados de conocimiento, esos paréntesis
que todos tenemos de ese tiempo. Las publicaciones con Documenta Escénicas de la Biblioteca roja y de la
presentación de un libro donde abordamos el texto como obra, donde Rodrigo se adentra él mismo en la palabra, nos
dejan un relato sin interferencia del registro. Esta editorial que trabaja el libro como obra en sí misma devela cómo los
vínculos van desdibujando sutilmente la desaparición del objeto como algo cerrado, éste alberga la condensación de
las preguntas y abre mundos a quien quiera explorarlos.
Esta metodología pendular es un ejercicio que propone al interlocutor que saque sus propias conclusiones y pueda
ser partícipe de esta construcción como practica de reflexión.
Empezamos en un taller abierto a la lectura, el diálogo y la construcción de pensamiento horizontal. Espacio donde
se busca profundizar sobre ciertos puntos del recorrido. El índice nos ubica un poco respecto de los diversos temas
que Fierro investiga: los archivos, las fotografías, las palabras dan pista para que hagamos una construcción de esto
que vamos descubriendo a través de un sigiloso archivo realizado para comprender y preguntar, dejando abierta la
interpretación necesaria para esbozar una definición del bien común como espacio de construcción horizontal de
memoria.
Los archivos y las bibliotecas particulares permiten construir esta cartografía de transito pendular por el territorio, este
tiempo ralentizado es necesario para meditar sobre los sujetos y su posición frente al medio donde viven. Adentrarnos
en su tiempo, atravesar la experiencia del otro como propia.
Rodrigo documenta y registra fotográficamente estableciendo un vínculo con el otro, donde el límite se desdibuja y se
funde en la experiencia común.
Marcela López Sastre – Curadora

rf5 rf1

MEMORIA CONCEPTUAL
“Estado de reflexión” fue elaborado durante el proceso social de discusión-reflexión previo al balotaje
electoral que tuvo lugar el día 22 de noviembre de 2015. La escritura y la fotografía se realizaron el 16
de noviembre de ese año, en un aula de la universidad pública, de la carrera de Filosofía de la
Universidad Nacional de Córdoba, seis días antes del mencionado balotaje.
Esta pieza conforma una continuidad de reflexión, iniciada en el trabajo “Cultivar la cosa pública”
(2008), y que se complementa en “Hostis-Perduelis” (2015).
Guiado por las preguntas ¿qué es la cosa pública y cómo se construye?, ¿cuál es el aporte que podemos
hacer como individuos a la construcción de lo común desde el lugar que cada uno ocupa?, ¿cómo
enriquecer de manera crítica y activa la construcción de lo público?, abordo esta reflexión fotográfica y
textual sobre el bien común, el Estado y el lugar individual.
Boletín Oficial del Estado Argentino, 1810-1864. Biblioteca del Congreso de la Nación,
HAY KANT

rf15 - copia

rf14 - copia

CUIDADO CON LA FOTOGRAFÍA

rf2
Trabajo:
Este proyecto aborda una reflexión sobre el desarrollo histórico del medio fotográfico desde los procesos de
emulsionado antiguos hasta el actual soporte digital, y los cambios de “conciencia” del medio aparejados.
En la primera pieza, “cuidado con la fotografía” se encuentra escrito a pincel, utilizando emulsión líquida, en la
técnica de papel salado a base de nitrato de plata revelado en agua.
La segunda pieza es una reproducción fotográfica de la primera, realizada con soporte analógico (película, en
formato 35 mm), en una copia fotográfica analógica en un formato de 50×60 cm.
La tercera pieza es una fotografía digital, que reproduce el mismo texto inicial en 1,50 x1 m. Hechas la toma y la
copia con procedimientos digitales, contiene una intervención: en lo que sería el fondo del texto se encuentran
textos agregados digitalmente, que aluden a la problemática de la fotografía contemporánea, y en especial, al
cambio de conciencia que se suscita a partir del registro digital. Estos textos visualmente son suaves.
Texto de sello de agua, en la tercera pieza:
CUIDADO CON LA FOTOGRAFÍA
Sobre el carácter in-soportable y el valor-arte en las prácticas fotográficas digitales. ¿Qué subversión de
conciencia promueve el dígito evanescente? La extensión del archivo y su disposición espacial se han vuelto
móviles y volátiles, dando lugar al carácter in-soportable de la imagen digital. ¿Qué desplazamientos de
conciencia genera la cultura del deleeeteo? // (Sobre el deleeeteo). El deleeete genera un tránsito vertiginoso de
“ánimas” hacia un incierto lugar. ¿Qué implicancias tiene el registro desmedido, sostenido, la incesante
generación de imágenes? Esto no es gratuito. El deleeeteo genera una nueva práctica sobre el “instante”,
genera un desplazamiento desde el instante decisivo al “instante incisivo”: Esta nueva imagen, ¿permanece, o
merece ser borrada? Nace el deleeete como instante donde se deja o no huella del proceso de registro. Un
instante “incisivo” en cuanto a la configuración del proceso mismo, como proceso de configuración de
conciencia. // (Movimientos de conciencia) Sobre el valor-arte: Los dígitos mutantes de 0 y 1, alertan sobre dos
movimientos de conciencia posibles: a) Hacia la cautela: cautos como el cero, “ovoides”. Un movimiento hacia
el carácter cauto: reposo, “guardarse, tener cuidado, volverse invisible sin dejar de hacer” (ver D. Tatián). Completos,
universales como el huevo. b) Hacia la certeza: certeros como el uno, “fléchicos”. El carácter “fléchico” de la
imagen digital. Tensión: certeros, acertados, diestros, seguros, puntería al lanzar. Noticiosos, bien informados.
Zarpados, intrépidos como la flecha. // Supongamos que la teoría estética es una novela colectiva, donde
diferentes autores escriben diferentes capítulos: ¡sometida a la múltiple y constante interactividad sería la mas
fantástica de las literaturas! En este marco, ¿la teoría estética aplicada a los nuevos medios es un cuento?
Entonces, la teoría sobre fotografía digital sería una fábula… ¿Y una moraleja posible? “Cuidado con la
fotografía”.
Estas palabras se desprenden del ensayo “Del carácter in-soportable al valor-arte en las prácticas fotográficas digitales”,
ponencia presentada durante las II Jornadas de Investigación en Artes, Centro de Producción e Investigación en Artes
CePIA, Universidad Nacional de Córdoba, 2010.

METODOLOGÍA PENDULAR:
Salirse / insistir
Salirse parece tener cualidades compartidas dentro del “campo del arte”, pero no se opone al insistir.
Salidas e insistencias se hacen presentes en este campo. Ambas parecen ricas y potentes. Más bien
podría pensarse en cierto movimiento pendular, cierto pulso. ¿Se puede insistir sin pausa sobre lo
inesperado e intempestivo? Suena como a un atajo que se convierte en desvío.
Quizá podemos alternar entre el insistir hacia dentro, y el salir hacia afuera, o salirse dentro e insistir
fuera. Quizá el “debatirse entre” puede tener un movimiento pendular y alternado: alternar entre insistir
y salirse, generar cierto movimiento ente una y otra instancia, reconocer el tiempo de cada una,
cultivarlas en relación. (1)
(1) Fragmento de una entrevista realizada por Lucas Di Pascuale, para el proyecto de muestra y catálogo “Salirse / Insistir”,
Museo Genaro Pérez, Córdoba, 2010.

rf8 - copia

EL ANTECEDENTE

CON TEXTO & PARA TEXTO
Contexto para la exhibición de un paratexto.
El proyecto:
Fantasear un archivo de archivos, un catálogo de acumulaciones. El archivo propio y sus derivas, sus
contaminaciones, sus implicancias.
I- Si te tuviera que contar cómo llego de una cosa a la otra, sería como que siendo adolescente, mi abuela me
invita una mañana a subirme a un banco. Desde lo alto, accedo a la parte de arriba de un ropero, donde se
guardan habitualmente las cajas. En ellas, una cámara fotográfica y varios accesorios que fueran de su marido.
Algunos chasis de película en sus estuches metálicos, varias carpetas de negativos y una ampliadora pequeña. Un
legado-admonición.
II- Unos años después, sin vinculación directa con el primer legado, sino más bien buscando alternativa a un
estudio de universitario que no prospera, aparece “la cámara”. Fotografiar era en ese momento una práctica
familiar asidua, parte de los oficios de mis padres y sus viajes. Diapositivas, en cantidades y variedades.
III- Pasan otros años, de estudio formal esta vez, y para continuar la formación creamos un taller, donde
oficiando de coordinadores proponemos en las prácticas temas de trabajo e investigación sobre los que estamos
ávidos de aprender. Desnudamos proyectos, fotografiamos y discutimos, y utilizando la diapositiva como
herramienta pedagógica, incursionamos en autores clásicos, noveles y consagrados. Más cajas de diapositivas.
IV- En una muestra grupal exhibo un primer díptico. Allí aludo mediante un texto a una nota del diario que da
cuenta del fallecimiento de un fotógrafo del interior provincial, con quien compartimos el mismo apellido. Él
deja como legado un archivo de 6.000 diapositivas con las que ejercía la docencia junto a su mujer, proyectando
historias sobre el norte de Córdoba.
V- Mi tarea docente ha mutado, de los talleres independientes a las escuelas privadas primero, para recalar en
espacios públicos. En una convocatoria de proyectos, desarrollo una idea-muestra sobre fotografía y educación,
repasando el vínculo con aquellos ámbitos y colegas variados. “Aula expuesta” inicia una reflexión sobre cuál es
el lugar y el rol de cada uno en relación a lo común, a lo compartido. En mi caso desde el aula.
VI- Esta inquietud queda abierta más allá de la muestra-investigación, y ahondando en ella arribo a un pizarrón
como territorio de batalla en el aula, entre lo dicho y lo no dicho, entre la palabra escrita y la oral, entre quien
habla y quien escucha. Y la pregunta sobre lo común cobra forma de texto: lo público, el Estado, la república, lo
común. Fotografío las palabras en blanco, y es un dar vuelta la página.
VII- Este proyecto
¿Cuál es el papel de las copias de trabajo en el archivo propio?
¿Cuál es el papel del archivo fotográfico en el trabajo de uno?
¿Cuál es el papel de los archivos ajenos en la historia común?
¿Cuál es el papel de un ciudadano en relación al bien común?
¿Cuál es el papel de uno en relación al Estado?
¿Cuál es el papel del Estado en relación al bien común?
¿Cuál es el papel de la cultura y la educación en relación a lo público?
¿Cuál es el papel de lo público y lo privado en los archivos culturales?
¿Cuál es el papel de la escritura en el proceso fotográfico?
¿Cuál es el papel de los papeles?
Para texto:
El término paratexto designa al conjunto de los enunciados que acompañan al texto principal de una obra, como título,
subtítulos, prefacio, índice de materias, etc. El paratexto hace presente el texto, asegura su presencia en el mundo, su
recepción y vida.
Texto de sala de la muestra “Contexto para la exhibición de un proyecto”, curaduría de Pablo Género, Museo Palacio
Dionisi, 2017.
PROGRAMACION ESTIMADA DE ACTIVIDADES EN SALA 2
1- Charla con María Paulinelli y Rodrigo Fierro sobre Papeles ajenos. Visita guiada a la muestra.
2- Presentación del libro de Rodrigo Fierro + presentación del libro La biblioteca roja, por Gabriela Halac.
4- Proyección del documental “Vestigios” sobre fotógrafos del norte de Córdoba, con apoyo del INCAA.
5- Práctica curatorial, modalidad de taller dictado por Marcela L. Sastre. Cierre de la muestra.
¿Cuál es el papel de los papeles?

 

WP_20180220_13_29_11_Pro  WP_20180220_13_29_39_Pro WP_20180220_13_29_43_Pro

WP_20180220_13_29_58_Pro WP_20180220_13_30_31_Pro WP_20180220_13_31_21_Pro

BIBLIOTECAS
Rodrigo viaja, por montaña, por agua, atraviesa ríos, los navega, incurre con su cámara en el interior de la tierra.
Todo lo hace con una sola intención: descubrir caminos y construir puentes que unen pensamientos, ideas en
papel impreso reunidas en esas indispensables instituciones, las bibliotecas. Se arriesga, busca en lo profundo, en
la historia reciente del pasado más oscuro de la cultura, visita una biblioteca exiliada y va más allá aun, corre y
corre y finalmente detiene su mirada donde es testigo de un singular y nunca antes visto proyecto: el desentierro
de libros censurados, escondidos durante la última dictadura militar.
En ese recorrido por las huellas de la cultura escrita acude con su sensible mirada a distintas bibliotecas…
Biblioteca Residencia Demolición-Construcción
La biblioteca de montaña donde se vincula palabra e imagen, especializada en artes visuales.
Historia del arte y arte contemporáneo en catálogos, fotografía y arquitectura, más una extensa aproximación al
ensayo desde la filosofía, las artes visuales y la antropología, conforman este tesoro serrano. En ella se
originaron algunas ideas de la presente muestra. Mirando las montaña.
Biblioteca Popular Santa Genoveva
La biblioteca del agua, única biblioteca popular con bibliolancha del país. Con la idea de acercar literatura a los
isleños, hace su recorrido por Tigre prestando y recogiendo libros, a la vez ofrece distintas actividades culturales.
Navega haciendo honor a su temática, lleva libros de autores vinculados con lo fluvial o que trabajan temas
relacionados con el río. Se llega navegando.
Biblioteca José María Aricó
Perteneció al intelectual marxista José María Aricó, biblioteca de ciencias políticas, especializada en marxismo y
socialismo, contiene obras en varias lenguas sobre los principales exponentes del pensamiento socialista. Como
en pocas ocasiones ocurre, en esta unidad de información, el lector interesado puede encontrar diferentes
ediciones de El capital, algunas de ellas incluso en otros idiomas. La biblioteca debió exiliarse en México
durante la última dictadura militar. Hoy pertenece a la Universidad Nacional de Córdoba.
Biblioteca Popular Octavio Pinto
Biblioteca cuya colección original perteneció al pintor al que debe su nombre, ubicada en la apacible Villa del
Totoral; como sucede en muchos pequeños poblados, las bibliotecas populares se transforman en el alma cultural
del pueblo. En el edificio contiguo, se exhibe la colección de cerca de ochenta pinturas del artista.
Colección Reservada de la Biblioteca del Congreso de la Nación
Colección Reservada: libros que por su valor histórico necesitan de un cuidado y un tratamiento especial para su
preservación y consulta.
Biblioteca Juan María Gutiérrez (1809-1878)
Semillero de ideas, fue indispensable a la hora de difundir las ideas de la revolución. Gutiérrez se
llamaba a sí mismo “hombre de Mayo”. Fue un estadista, jurisconsulto, agrimensor, historiador, crítico
y poeta argentino. Miembro de la Convención Constituyente de 1853, y rector de la Universidad
de Buenos Aires, entre otros cargos.
Biblioteca Peronista
Conformada con los discursos y publicaciones oficiales publicados entre 1945 y 1955, contiene
documentación específica sobre el movimiento peronista, a la vez que incluye la Biblioteca Prohibida
constituida durante la proscripción del peronismo. Se retiraba de circulación las publicaciones
vinculadas al peronismo, como así también las de corte popular; de ellas se preservó un ejemplar de cada
obra, hoy su totalidad constituye la Biblioteca Prohibida Peronista.
Biblioteca Palant
Única en el país, reúne obras taquigráficas, sobre taquigrafía y sistemas estenográficos de todas las
épocas y en diferentes idiomas.
Biblioteca Popular Pablo del Cerro
Allí donde Atahualpa Yupanqui encontró su “lugar en el mundo”, allí a la orilla del arroyo se encuentra la
biblioteca popular conformada a posteriori por la colección personal que perteneció al gran músico. Presentando
así, al visitante y al lugareño, todo un mundo por explorar, que pone al descubierto los intereses lectores de aquél
a través de las páginas de los que fueron sus libros. A pocos metros de allí, en una meseta contigua al arroyo, se
encuentra El Silencio. Este jardín agreste es referido por Don Ata como su espacio natural de lectura, estudio e
introspección.
Marcela López, bibliotecaria.
Fragmento de la biblioteca personal de Marcela López, bibliotecaria de la Escuela de Artes Aplicadas Lino E. Spilimbergo.

rf4rf3

rf6 rf7 - copia

rf17 - copia
DEUDA EXTERNA
HOSTIS – PERDUELLIS
La causa judicial “Olmos s/Denuncia” (conocida como Causa Olmos I) se desarrolló durante los
años 1983-2001, y se refiere al endeudamiento del período 1976-1983. La misma documenta y prueba
las más aberrantes violaciones a la Constitución y a la ley en lo referido al proceso de conformación
de la deuda externa del Estado argentino. En ésta se prueba y se trae a la luz, entre otras, las
siguientes cuestiones:
– El 20 de abril de 1976 el gobierno del Proceso dicta su primera ley: Ley 21.305 que permite establecer la
jurisdicción de los tribunales extranjeros de los países acreedores, en todo litigio sobre la deuda.
– Ante el requerimiento solicitado por el Tribunal, el Banco Central en el año 1992 reconoció carecer de los
registros contables de deuda del período 1976-1983.
– Los organismos internacionales ponen en marcha un mecanismo de endeudamiento forzoso del país, para
resolver los problemas de exceso de liquidez de la banca internacional, según propia declaración del ex
ministro de Economía Martínez de Hoz.
– En la causa se puede verificar la existencia de autopréstamos, como mecanismo de obtención de divisas
extranjeras que no ingresan al país y se suman a la deuda pública. Se comprueba la existencia de una
“libreta negra” para registrar la colocación en el exterior de las reservas internacionales, por parte del Banco
Central.
– Las empresas públicas (YPF, Ferrocarriles Argentinos, ENTel, Fábrica Militar y otras) eran obligadas a
endeudarse, para obtener divisas que quedaban en el Banco Central y luego se volcaban al mercado de
cambios.
– Martínez de Hoz declara ante el juez que hay una diferencia no registrada de 4.000 millones de dólares,
pagados y que figuran como impagos.
– Sólo se disponía en inglés de ciertos textos de algunos acuerdos celebrados con el FMI y el Banco Central.
Ante el requerimiento del juez, el Ministerio de Economía y el Banco Central recurren a Washington para
que remitan los textos traducidos.
– En 1985 se estatizó formalmente la deuda externa contraída por empresas privadas, incluyendo la deuda
q ue sedes locales tenían con sus respectivas casas matrices en el exterior.
– Cuando la Argentina se suma al Plan Brady, se constituye un comité de siete bancos acreedores
extranjeros, liderados por el Citibank, que determinó cuánto debía el país, a quién, y cuándo se debía pagar.
– Se demuestra el actuar arbitrario e ilegítimo, por acción y omisión, de los máximos responsables de la
conducción política, administrativa y económica de la Nación, así como de directivos y niveles gerenciales
de determinadas empresas y organismos del Estado, en el período en cuestión. Se dicta el procesamiento al
Dr. José Martínez de Hoz, que fuera ministro de Economía de la dictadura. Ese procesamiento fue dejado
sin efecto en 1999 por prescripción de la acción penal.
– En reiteradas oportunidades el Congreso de la Nación se negó a tratar las denuncias y las exhaustivas
pruebas expuestas en la presente causa.
Argentina es el único país en el mundo donde la deuda externa fue llevada a la justicia, mediante la
causa “Olmos Alejandro s/Denuncia”, N° 9.147 (ex 14.467. Juzgado Federal en lo Criminal y
Correccional N° 2, Secretaría N° 4. La causa consta de 38 cuerpos, 500 anexos y documentación
adicional).
SINE DIE
Causa 17.718 “Olmos Alejandro s/denuncia por defraudación a la Administración Pública”. Desde 1983
hasta la actualidad (causa sobre la deuda externa, aún en trámite).
HASTA EL MOMENTO LA INVESTIGACIÓN HA PODIDO DETERMINAR:
– Infracciones a la ley penal cambiaria, que involucran a empresas y bancos privados, lo que consta en más
de 21.000 sumarios.
– Los créditos solicitados por el gobierno argentino al FMI, al Banco Mundial y a la banca privada del
exterior fueron solicitados con el fin de refinanciar la deuda. En la causa 14.467, fue demostrada la ilicitud
de esta deuda inicial (ver “Hostis Perduellis”). De esta manera, se genera nueva deuda a fin de pagar
intereses de la ya existente. Así, el financiamiento del déficit está en clara violación a la Ley 25.156, la que
determina la imposibilidad de destinar crédito público a pagar gastos operativos.
– Como acreedor del Estado argentino, el Banco J.P. Morgan, elaboró un plan financiero en el año 1992
(operatoria Brady), consistente en la conversión de deuda en bonos. Así buscó dar aspecto de legalidad a la
deuda anterior ilegítima.
– Este “Plan Brady” fue elaborado en base a la información contable propia de los acreedores, auditada por
una consultora privada, ya que el gobierno nacional carecía de registros de deuda pública dentro del
Ministerio de Economía.
– El First National City Bank lideró un consorcio de bancos extranjeros entre los años 1992 y 1995, el cual
estableció los montos de la deuda privada, los modos de pago, el cálculo de intereses, los gastos operativos
y las comisiones. Este comité funcionó con aprobación del FMI, del Banco Mundial y del Banco
Interamericano de Desarrollo.
– El Estado Nacional renunció a sus derechos de entidad soberana. Ni el Citibank (agente de cierre) ni el
J.P. Morgan (agente de pagaré) serían responsables por incumplimiento, negligencia, mala conducta o por
cualquier medida tomada u omitida, en las obligaciones contraídas por el Estado argentino.
– El Estado argentino trasladó la jurisdicción de los tribunales a Nueva York, Londres y Frankfurt, en caso
de cualquier controversia.
– Para la notificación al país en caso de controversia entre las partes, el Estado argentito fijó domicilio legal
en sedes de bancos en Londres y Nueva York. Para recibir estas notificaciones, si hubiera controversias, se
constituyeron domicilios legales alternativos en sede de instituciones financieras del exterior ajenas al
Estado. El acreedor podía elegir el domicilio alternativo para enviar sus notificaciones.
El Estado argentino aceptó de manera irrevocable ser notificado por correo, y en caso de no recibir
notificación por parte del agente de cierre (Citibank), que no se modificaría la validez de lo acordado.
– El Estado argentino cede su inmunidad soberana y en relación a sus bienes (con excepción de los de
dominio público y las reservas de libre disponibilidad), como consecuencia de que los actos que constituyen
materia de los contratos de canje pasan a considerarse de derecho privado (iure gestionis) y no actos
públicos y gubernamentales (iure imperii).
SUPPLICIUM PERMANSIT
UNA ODIOSA DEUDA ODIOSA
Deuda odiosa se considera a la que se toma y no se utiliza para beneficio del Estado y el pueblo que la
contraen. La deuda externa argentina contraída durante la dictadura militar, por ser una deuda generada
durante un régimen inconstitucional y mediante procedimientos ilegales e ilegítimos, es una deuda odiosa.
DELITO DE EJECUCIÓN CONTINUADA
Se considera un delito de ejecución continuada a aquél que permanece dentro de los siguientes parámetros:
a) conexión temporal y espacial; b) unidad de finalidad; c) similitud en la forma de ejecución; d) semejanza
de tipos realizados; e) identidad del titular del bien jurídico afectado.
“La renegociación permanente de un hecho delictuoso no hizo desaparecer en ningún caso el vicio de
origen o la ilicitud del acto, sino que lo continuó, ya que la operatoria desarrollada con posterioridad a la
dictadura, y hasta la actualidad, conservó la misma metodología.” (1)
(1) Olmos Gaona, Alejando, “La deuda odiosa”, Ediciones Continente, 2005 (todo el texto elaborado en
base al libro citado).
PIZARRONES
CULTIVAR LA COSA PÚBLICA
“Cultivar la cosa pública”. Fotografía, 2013.
TEXTO:
Público, ca (del lat. publicus) // Celebrar (del lat. celebrare) – Frecuentar
• La palabra público viene del latín publicus, y ésta de popiucus, lo perteneciente al populus. La
palabra público nos dio publicar (hacerlo visible para el pueblo) y república, formada de res
(cosa) y pública. La palabra populus nos dio pueblo, poblar, popular, etc.
• Deber público – Espacio público – Público conocimiento – Sentimiento público – Arte público
– Deuda pública – Educación pública – Relaciones públicas – Público cautivo – Cultura pública
– Cosa pública – Espectáculo público – Política pública – Gestión pública – Opinión pública –
Público y privado – Vía pública – Fe pública – Bien público.
• ¿Cómo hacerlo público? Lo público está privado… ¿de qué está privado lo público? Hacer lo
público. Celebrar la república: frecuentar la cosa pública.
• Lo cierto es que una república está fundamentada en el “imperio de la ley” y no en el “imperio
de los hombres”. Una república es un sistema institucional independiente de los vaivenes
políticos, y en la cual tanto los gobernantes como los gobernados se someten por igual a un
conjunto de principios fundamentales normalmente establecidos en una constitución

rf9 - copia

rf18 - copia

Biblioteca Roja
La biblioteca escondida en la tierra, dada por perdida por la familia Alzogaray Vanela, a la cual perteneció. Sin
embargo, treinta años después un colectivo interdisciplinario, junto con voluntarios del Equipo Argentino de
Antropología Forense (EAAF) decide embarcarse en un proyecto sin precedentes: excavar para ir en la búsqueda
de aquello que había durante años permanecido oculto bajo tierra, para dar cierre pero también continuidad a un
momento crucial de la historia reciente del libro en Argentina.

 

rf10 - copia rf11 - copia rf16 - copia

NTE PASADOS
¿Hasta dónde puede llevarnos la curiosidad?
En el año 2000 leí una nota en el diario donde se comentaba sobre el fallecimiento de Horacio Goñi
Fierro, un fotógrafo aficionando habitante de la pequeña localidad de Sarmiento, quien había realizado
un exhaustivo registro en el norte de la provincia de Córdoba. Dejaba un archivo de 6.000 diapositivas
sobre una zona que, aún sin saberlo, con el tiempo se convertiría en escenario de sucesivas caminatas y
ensayos fotográficos.
Esa historia quedó en mi memoria, pero transcurrieron doce años hasta que en un viaje con mi padre a
Cerro Colorado decidimos pasar por Sarmiento en busca de Eleonora Zahorski, su compañera de vida.
La sorpresa del primer encuentro sin anuncio previo se mantendría en los meses y años posteriores de
trabajo, y continúa hasta hoy. Eleonora generosamente nos donó el archivo de diapositivas de Horacio,
y al sumergirme en ellas comencé a trabajar a fuego lento la idea de conocer sobre su vida y su trabajo,
como sobre otros fotógrafos e historias de la zona. La investigación gozó de la compañía de Constanza
Márquez y de Pablo Checchi, con quienes en sucesivos viajes y jornadas de investigación fuimos
descubriendo estas historias que forman parte del documental Vestigios. Muchos fotógrafos abrieron
sus casas y archivos, aunque finalmente no son parte del proyecto, por disponibilidad de tiempo y
recursos: Jorge Schneider, Papa Domínguez, los Hermanos Pujía, sólo por citar algunos.
La curiosidad derivó en un proyecto de documental presentado al INCAA durante dos años sucesivos,
a la vez que avanzábamos en la investigación. Finalmente, la breve pieza se centra en Mario Gutiérrez
y su fotografía desde fines de los años ’60 en Cruz del Eje, el periódico La idea, un medio gráfico de
tipografía móvil que utilizaba fotoclichés (Cruz del Eje), y Horacio Goñi Fierro y sus diapositivas. El
trabajo sobre estos archivos, el tiempo expandido, y una confluencia de intereses me acercaron a
Cristina Boixadós para acompañar su proyecto actualmente en marcha sobre Jorge Pilcher y su
fotografía histórica entre 1870 y 1890 en Córdoba.
De esta forma la curiosidad inicial se expandió hasta esta materialidad de cortometraje documental y
exposición, donde se abre una reflexión sobre el valor histórico de la fotografía como documento
social y las prácticas aficionadas y profesionales en el interior de la provincia, que despliegan un
mundo de sorpresas en sus escenas familiares, sociales, políticas y, con el tiempo, antropológicas.
La tarea de desentrañar los secretos guardados en los archivos de Mario Gutiérrez, Horacio Goñi
Fierro, y en los tacos de fotoclichés del periódico La idea, guiados por la memoria de Don Castro,
ocuparon largas horas de trabajo, en las que participó denodadamente Andrea González. Sumergirse en
los archivos de colegas de oficio y conocer su intimidad visual ha sido una tarea apasionante y
esclarecedora respecto del valor que la fotografía va cobrando con el tiempo, y de la importancia de
conformar archivos y resguardarlos como una manera de consolidar nuestros sustratos culturales y
antropológicos.
Esta reflexión y la curiosidad expandida se han plasmado también en algunas fotografías que he
realizado sobre la materialidad de los archivos abordados.
Toda esta investigación y deriva está dedicada a Horacio Goñi Fierro y a Eleonora Zahorski, quienes
con su ejemplo, al recorrer las escuelas rurales de todo el norte de la provincia durante años con sus
diaposeriados didácticos, en una tarea independiente y autogestionada, generaron un referente
insoslayable para los aportes que pueden realizarse desde la pasión y el compromiso por la educación y
la cultura. Y así siembran una pregunta: ¿cómo podemos desde el lugar de cada uno aportar a una
construcción de lo público?
Fotografía de Mario Gutiérrez.

rf12 - copia rf13 - copia